Contador

Las claves de la 'menopausia' en los hombres o el síndrome de déficit de testosterona

Hombre mayor, anciano
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MLADEN MITRINOVIC
Actualizado 29/09/2017 9:47:41 CET

MADRID, 29 Sep. (EDIZIONES) -

Como sucede con las mujeres, muchos hombres también sufren una especie de 'menopausia'. Se conoce como el Síndrome de Déficit de Testosterona (SDT), un proceso caracterizado por la disminución de esta hormona sexual masculina. Generalmente, está ligado a la edad y a factores de riesgo como la obesidad y uno de los factores que más lo delatan es la pérdida de líbido en el paciente.

En una entrevista con Infosalus, Eduardo García Cruz, urólogo del Hospital Clinic de Barcelona, precisa que este síndrome afecta a un 5% de hombres a los 50 años, una cifra que aumenta con la edad, llegando al 30% de casos a los 80 años.

"Es importante por dos cosas. En primer lugar por la esfera sexual, porque disminuye el deseo y la erección; y también, por la terrible repercusión que tiene la disminución de hormonas en la salud del hombre en general. Por ejemplo, en problemas cardíacos, tiene lugar una desmineralización ósea, o puede surgir la diabetes mellitus. Es decir, impacta de manera muy importante sobre muchas enfermedades no sexuales", aclara el especialista.

Según indica, el principal síntoma del SDT es la disminución del deseo sexual y los problemas en la erección. Sobre sus causas, la primera y principal es la edad, y después se encontraría la obesidad, la diabetes mellitus, o incluso algunos fármacos. "La disfunción sexual es muy frecuente en los hombres. De hecho, una de las causas principales de disminución de líbido es el SDT. La testosterona es una hormona clave en el mantenimiento de la función sexual en los hombres por lo que síntomas más frecuentes de este síndrome son la disminución del deseo sexual y la disfunción eréctil", añade.

Es más, García Cruz destaca que los hombres con menor deseo sexual suelen presentar valores de testosterona más bajos. "Se ha demostrado además que los pacientes tratados con esta hormona presentan mejores puntuaciones en cuestionarios sobre deseo sexual, mayor frecuencia de relaciones sexuales y de erecciones nocturnas. Así pues, en la evaluación inicial de cualquier paciente con disfunción eréctil o disminución de líbido se debería incluir una determinación de testosterona", advierte el urólogo.

Asimismo, apunta que otros síntomas del SDT son la pérdida de masa muscular, la fatiga y la disminución de fuerza, la disminución de la densidad mineral ósea y la osteoporosis, el aumento de masa grasa, una mayor propensión a padecer síndrome metabólico, alteraciones cognitivas, la falta de energía, la pérdida de vello corporal o la presencia de sofocos.

DIAGNÓSTICO: CLAVE LA PÉRDIDA DE LÍBIDO

El experto del Hospital Clinic de Barcelona señala que se diagnostica gracias a unos análisis de sangre y a las comprobaciones clínicas de los síntomas. En cuanto al tratamiento, el experto ve clave un cambio en los estilos de vida, dado que la obesidad y los estilos de vida sedentarios y con dietas ricas en grasas no son saludables.

No obstante, indica que aquellos hombres que, a pesar de estas pautas sigan presentando síntomas asociados a bajos niveles de testosterona, pueden beneficiarse de la administración de esta hormona. "El tratamiento, generalmente, consiste en suplementar la hormona que falta. Dar testosterona. Es súper eficaz y seguro. Da muy pocos problemas y se puede aplicar en forma de gel, de forma inyectable, aunque ahora se están desarrollando nuevas vías de administración, como implantes subcutáneos", aclara el especialista.

En cuanto a la prevención, el urólogo lo tiene claro y apuesta por mantenerse activo, evitar el sedentarismo, practicar ejercicio físico, seguir una dieta saludable. "Hará que vivamos más años y tengamos menos problemas en la esfera sexual y menos riesgo de tener déficit de testosterona", defiende.

A su juicio, hay que acudir al especialista cuando se cree siempre que se tiene un problema de erección o de deseo que es inhabitual, que es fuera de lo normal. "Ése es el momento de acudir al especialista", agrega.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter