SEFAC cambia su nombre para coincidir con la denominación de la nueva especialidad profesional farmacéutica

Publicado 15/12/2014 16:37:05CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los socios de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), reunidos en Asamblea General Extraordinaria, han aprobado un cambio de denominación en sus estatutos mediante el cual pasa a denominarse Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria para, así, coincidir con el nombre de la nueva especialidad profesional farmacéutica, la cual se ha solicitado ante las autoridades sanitarias.

Además, el cambio de nombre se debe también a la necesidad de adaptar la denominación social al mapa sanitario real actual en el que ya existen sociedades científicas de médicos de familia y comunitaria y enfermeros de familia y comunitaria, que se orientan también a los campos de la atención sociosanitaria y la atención domiciliaria.

"Se trata de un paso lógico en la línea de trabajo de la Sociedad, que tiene numerosas sinergias con las sociedades científicas de otras profesiones sanitarias con las que comparte nivel asistencial y objetivos para ofrecer la mejor atención posible a los pacientes y favorecer así un mejor funcionamiento de las estructuras del sistema sanitario. El cambio de nombre nos permitirá reforzar aún más estas sinergias y hacer más visible la orientación de SEFAC hacia el nivel asistencial más cercano a la población", ha explicado el presidente de la organización, Jesús C. Gómez.

Entre las finalidades de SEFAC se encuentran promocionar y fomentar el progreso científico de la farmacia comunitaria y familiar y de la atención farmacéutica, tanto desde el establecimiento sanitario como en el ámbito de la atención sociosanitaria y la atención domiciliaria, divulgando e impulsando los conocimientos de la profesión y sus principios, así como la calidad de los servicios que presta.

Asimismo, tiene como fin impulsar y difundir la educación para la salud entre la población general, singularmente en el ámbito familiar, para obtener un mejor aprovechamiento de los recursos y un uso racional de los medicamentos y productos sanitarios en beneficio de la salud de los ciudadanos y de la sociedad en su conjunto.