Más de 40 millones de españoles ya pueden retirar su medicación de receta electrónica en cualquier comunidad autónoma

Farmacia, farmacias, medicamento, medicamentos, medicina, medicinas
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 27/07/2018 13:42:58CET

Tras la incorporación de Andalucía y Cataluña a la interoperabilidad de las recetas

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más de 40 millones de españoles, o lo que es lo mismo, los pacientes de 16 comunidades autónomas (todas excepto la Comunidad de Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) pueden ya retirar sus medicamentos prescritos con receta electrónica en cualquiera de las más de 19.000 farmacias de estas comunidades, cuyos sistemas son ya interoperables.

Tal y como ha resaltado el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), cuando un paciente de estas comunidades acuda a una farmacia de estas mismas autonomías y entregue su tarjeta sanitaria, el farmacéutico podrá conocer el listado de productos dispensables y proceder a la dispensación.

Mientras tanto, no obstante, los pacientes de Madrid, Ceuta y Melilla pueden continuar retirando sus fármacos en cualquier farmacia presentando las recetas en papel, por lo que los representantes de los farmacéuticos aconsejan "ser previsor y solicitar al médico las prescripciones necesarias para estas vacaciones".

A la espera del cierre definitivo de la interoperabilidad en toda España previsto para este otoño, los farmacéuticos reivindican su papel, "liderando y dinamizando el impulso de la receta en coordinación con las diferentes administraciones, primero en la implantación de los sistemas y en los últimos años en la interoperabilidad de los mismos", señala Jesús Aguilar, presidente del CGCOF.

Según los farmacéuticos, la receta electrónica es "buen ejemplo de la transformación digital que vive el sistema sanitario y la prestación farmacéutica", y ha permitido, entre otros, "reducir entre un 20 y un 30 por ciento las visitas a Atención Primaria, ocasiones en las que el paciente sólo acudía para renovar recetas, optimizando así los recursos".

"Ha supuesto también un avance en el uso seguro de los medicamentos, además de consolidar la relación farmacéutico-paciente y facilitar la implantación de servicios farmacéuticos. Avances que se podrían extender a ámbitos como la comunicación farmacéutico-médico que facilitaría la labor asistencial de prescriptores y dispensadores", asegura Aguilar.

RESOLUCIÓN INCIDENTES

A lo largo de los últimos años, las instituciones colegiales han puesto en marcha servicios de apoyo y soporte técnico a las farmacias para solventar cualquier incidencia que se produjera en la dispensación de medicamentos prescritos en las recetas electrónicas autonómicas.

En esta misma línea, y de cara al cierre definitivo de la interoperabilidad, la Organización Farmacéutica Colegial está trabajando ya en una plataforma de gestión y resolución de posibles incidentes que se puedan presentar con la receta interoperable de una manera "ágil y colaborativa, con el objetivo de garantizar la dispensación".

Con el fin de avanzar en el desarrollo de sistemas de prescripción y dispensación electrónica en otros ámbitos, la Organización Farmacéutica Colegial está trabajando ya en electrónica privada junto a las mutualidades públicas (MUFACE; Mugeju e ISFAS), a la Fundación IDIS y la Organización Médica Colegial; y de la receta electrónica veterinaria junto al Consejo General de Colegios de Veterinarios.