REDUCE EL CONSUMO DE OPIOIDES UN 30%

Primer ibuprofeno en vena para el dolor tras la cirugía

Enfermera atiende a paciente encamado en UCI
EUROPA PRESS/HOSPITAL VIRGEN DEL ROCÍO
Publicado 14/04/2016 13:52:56CET

   MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   GES Genéricos Españoles, laboratorio del Grupo Altan, ha anunciado el lanzamiento en España del primer ibuprofeno por vía intravenosa para tratar el dolor postoperatorio, conocido con el nombre comercial de 'Solibu', que permitirá reducir entre un 20 y 30 por ciento el uso de opioides utilizados hasta ahora para este problema.

   Esta nueva vía de administración ya se usa en Estados Unidos desde el año 2009 pero ahora, gracias a su desarrollo y autorización en España, ofrece una nueva alternativa más segura para el dolor tras la cirugía ya que permitirá reducir el riesgo de efectos adversos asociados a los opioides.

   Además, por vía intravenosa el efecto analgésico de este fármaco comienza apenas 10 minutos después de su administración, según ha reconocido Luis Miguel Torres, presidente de la Asociación Andaluza del Dolor, mientras que cuando se administra como pastilla por vía oral "puede tardar casi una hora".

   "El dolor postquirúrgico es un problema que no está resuelto y, aunque todavía nos queda margen, ya estamos más cerca de ese hospital sin dolor", según este experto.

   En España se realizan cada año 6 millones de intervenciones quirúrgicas y casi el 40 por ciento de estos pacientes sufre algún tipo de dolor tras la operación, especialmente en los 2-3 días posteriores, según ha añadido Miguel Ángel Calleja, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

   La mayoría de estos pacientes no pueden tomar fármacos por la boca en esos primeros momentos posteriores a la intervención, de ahí que el dolor se trate con medicamentos opioides como la morfina, con el inconveniente de que estos fármacos presentan un elevado número de efectos adversos como mareos, nauseas y vómitos, y "tratar el dolor causando otros problemas no es la solución", ha añadido Torres.

MISMA EFICACIA Y MÁS SEGURO

   Sin embargo, este ibuprofeno intravenoso puede tratarse en solitario cuando el dolor es leve o moderado y, si es fuerte y debe combinarse con opioides, se puede reducir la dosis de estos fármacos de 50 a 15 miligramos diarios, "lo que hace que apenas haya efectos secundarios y se consiga la misma eficacia".

   Además, esto también conlleva un beneficio económico ya que, si los efectos adversos son menores, el paciente puede recibir antes el alta hospitalaria un día antes.

   Calleja también ha destacado que el fármaco no requiere reajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal o hepática y ha demostrado seguridad en cuanto a la pérdida quirúrgica de sangre, la incidencia de sangrado postoperatorio o en la necesidad de re-exploración quirúrgica.

Del mismo modo, también se puede administrar antes de la operación para pasar posteriormente a la forma oral cuando el paciente ya pueda ingerir líquidos, manteniendo los niveles adecuados en plasma sin periodos ventana que puedan conllevar más dolor hasta los niveles analgésicos adecuados.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter