Los riesgos del consumo sin conocimiento

¿Ibuprofeno o paracetamol?

Pastillas, medicamentos, fármacos, dolor, enferma
GETTY/LIDERINA
Actualizado 23/04/2017 11:48:34 CET

   MADRID, 23 Abr. (EDIZIONES) -

   Actualmente es muy fácil acceder a los medicamentos. De hecho, muchas veces hacemos uso de ellos sin ni siquiera probar antes otras fórmulas que pueden igualmente paliar o aliviar nuestro dolor o sufrimiento.

   "Hay una tendencia natural a usar el medicamento lo primero. Es la forma más rápida de encontrar una solución para nuestras molestias, pero muchas veces bastaría con otra actividad como relajarse o tomarse un alimento, por ejemplo, si duele la cabeza", destaca el doctor Antonio Torres, del grupo de Dolor de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMFYC).

   A su juicio, si se habla de drogas del siglo XXI el ibuprofeno sería una de ellas, pero también el omeprazol, las benzodiacepinas o el paracetamol, por ejemplo. "Forma parte de esos fármacos con tendencia a un consumo sin conocimiento adecuado. Los medicamentos tienen riesgos y la gente desconoce su uso. Hoy me hablaba una persona de que su madre, de 70 años, consumía hasta cinco ibuprofenos al día", resalta el especialista a Infosalus.

   Igualmente, la experta del grupo de trabajo de la Gestión del medicamento de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Paloma Casado, sostiene que en la actualidad está habiendo un consumo excesivo de ibuprofeno. "Se ha pasado del paracetamol al ibuprofeno y también se ha pasado de la dosis habitual de paracetamol de 650 gramos a la de un gramo. Se trata también de algo cultural, el tomar lo más potente para que nuestro dolor se vaya lo antes posible", indica a Infosalus la doctora.

   En este sentido, considera que, como el ibuprofeno es "bastante eficaz", se están cambiando los hábitos de consumo del paracetamol y se está pasando al ibuprofeno. Aquí subraya también el desconocimiento existente ante sus efectos secundarios sobre el estómago, por ejemplo.

   "Como todos los antiinflamatorios puede provocar gastritis y puede afectar al riñón. Hace casi dos años se presentaron unos estudios que demostraban que la ingesta abundante de ibuprofeno y de antiinflamatorios aumentaba el riesgo cardiovascular", añade Casado. Por ello, avisa de que es conviene tomar el ibuprofeno con un protector de estómago, principalmente las personas con problemas gástricos, o bien después de consumir alimentos o bebidas.

   Por su parte, el especialista de la SEMFYC alerta de que ni el ibuprofeno ni tampoco el paracetamol son fármacos para "tomarse a la ligera". "El paracetamol tiene un perfil de seguridad muy bien establecido pero eso no significa que no tenga riesgos. Es un fármaco que a partir de ciertas dosis puede ser dañino para el hígado", avisa.

   Alerta además de que muchas veces se piensa que el paracetamol es menos fuerte que el ibuprofeno y "no es así". Según remarca, "ninguno de los dos es venial" y cada uno tiene sus límites y situaciones de uso. Con ello, subraya que la "gran diferencia" que existe es que el ibuprofeno tiene un perfil antiinflamatorio que el paracetamol no, y no sólo calma el síntoma de dolor, sino también el desencadenante del mismo, que es una inflamación, por ejemplo, en las muelas del juicio, o en el dolor de garganta.

¿PARACETAMOL O IBUPROFENO?

   Aunque ambos especialistas destacan que los medicamentos siempre deben tomarse bajo prescripción médica, y es el facultativo el que mejor puede orientar sobre cuándo tomar cada uno, distinguen entre el paracetamol y el ibuprofeno:

   - Cuando el proceso no es predominantemente inflamatorio, como es un proceso catarral, el paracetamol debe usarse en primera instancia.

   - Cuando el proceso es inflamatorio (dolor de muelas o de garganta) conviene tomar ibuprofeno.

   - Paracetamol cuando se trata de un dolor leve y moderado, como un leve dolor de rodilla tras caerse al suelo, o un dolor de cabeza normal. Ya si es un dolor de cabeza jaquecoso igual sí convendría tomar el antiinflamatorio, precisa la experta.

   - En casos de migraña, especifica Torres, es preferible el antiinflamatorio porque esta patología tiene un doble componente de dolor crónico central, donde el paracetamol no suele hacer nada, y además su parte antiinflamatoria 'trabaja' en la parte vascular de la migraña.

   - Cuando hay fiebre pueden emplearse ambos. Casado especifica que ambos fármacos son efectivos, ya que los dos son buenos antitérmicos pero eso sí, recuerda que el paracetamol no hace daño al estómago y el ibuprofeno, sí. Por eso Torres señala que es preferible intentarlo primero con el paracetamol.

   ¿Por qué se aconseja combinar paracetamol o ibuprofeno en un mismo tratamiento? La especialista de SEMERGEN indica que de esta manera se puede acortar la ingesta del medicamento. "Si se tiene mucho dolor se puede intercalar una pastilla. Así se combina para tener durante más tiempo el efecto de una medicación y de esta manera tampoco se aumenta la dosis de uno de ellos. El mix hará más efecto que aumentar la dosis de un solo medicamento", argumenta.

   Con todo ello, doctor Antonio Torres, de SEMFYC, sostiene que el medicamento no es siempre la única solución, y muchas veces hay que hacer justo lo que no se hace, "separarse de la tablet, del ordenador o del móvil" y relajarse y comer algo para que no duela la cabeza tras tantas horas de trabajo. "Los medicamentos no son inocuos y están siendo usados de forma masiva. Hay que tomar el fármaco siguiendo las indicaciones dictadas siempre por el médico o farmacéutico", sentencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter