Contador

'SHINGRIX'

GSK presenta nuevos datos de eficacia de su vacuna frente al herpes zóster

Herpes Zóster
FLICKR/NIAID
Publicado 16/11/2016 13:54:35CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) ha presentado nuevos datos que prueban la eficacia de su vacuna candidata frente al herpes zóster, comercializada como 'Shingrix', incluso cuando se coadministra junto con la vacuna frente a la gripe, en el marco de una conferencia científica de enfermedades infecciosas celebrada en Nueva Orleans (Estados Unidos).

En concreto, se presentaron datos de dos estudios multicéntricos del programa clínico global de fase III de la vacuna y, como se esperaba, gracias a la gran eficacia observada en todos los rangos de edad solo algunos sujetos del brazo vacunal desarrollaron casos de herpes zóster tras la vacunación.

Asimismo, una encuesta relacionada con el estado de salud reveló que aquellos que habían desarrollado un herpes zóster mostraban niveles inferiores de dolor en comparación con el grupo control. El estudio concluyó que, además de prevenir el herpes zóster, la vacuna candidata también redujo la gravedad del herpes zóster en los pocos sujetos del grupo vacunal que desarrollaron la enfermedad.

En el programa de desarrollo clínico de fase III los adultos a partir de 50 años recibieron dos dosis con un intervalo de dos meses de diferencia entre ambas. Y en un nuevo estudio con 354 participantes reveló que la segunda dosis de la vacuna se podría administrar entre los dos y seis meses tras la primera dosis, con una respuesta inmune similar y un perfil de seguridad comparable.

De igual modo, otro trabajo realizado durante la temporada de gripe de hace tres años ha revelado que si se administraba a la vez que la vacuna frente a la gripe estacional no adyuvada ambas se toleraban bien y la respuesta inmune a cada una era similar, tanto si se administraban al mismo tiempo como por separado.

En todo el programa de desarrollo clínico el riesgo de que se produjesen acontecimientos adversos, enfermedades potencialmente mediadas por el sistema inmune o muertes fue similar al del uso de placebo y la reacción adversa local notificada con mayor frecuencia fue el dolor en el lugar de la inyección y la reacción adversa sistémica notificada con mayor frecuencia fue el cansancio.

La mayoría de reacciones adversas locales y sistémicas se produjeron en un plazo de siete días tras la vacunación, la mayoría duraron entre 1 y 3 días y, por lo general, eran de una intensidad leve o moderada.

"Los nuevos datos brindan un mayor apoyo al perfil de la vacuna candidata a la hora de ayudar a prevenir el herpes zóster, mejorar la calidad de vida y facilitar nueva evidencia para respaldar posibles pautas flexibles alternativas", ha destacado el responsable de vacunas de GSK, Thomas Breuer.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter