DE LOS SARCOMAS MÁS COMUNES

España probará una terapia experimental frente a dos tipos de liposarcoma

Liposarcoma observado a gran aumento con el microscopio
HOSPITAL PUERTA DE HIERRO DE MAJADAHONDA
Publicado 26/02/2016 14:24:56CET

   MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) participarán en el primer estudio internacional en humanos con una prometedora combinación de dos terapias experimentales frente a los tipos de liposarcoma más avanzado, en aquellos casos en los que el tratamiento estándar con cirugía y quimioterapia no logra acabar con la enfermedad.

   En concreto, el ensayo clínico en fase I está impulsado por la farmacéutica suiza Novartis, que es la que ha desarrollado ambas moléculas, que actúan inhibiendo dos mutaciones genéticas asociadas a dos subtipos de la enfermedad, diferenciada o desdiferenciada, en los genes MDM2 y el CDK4.

   Utilizados de forma combinada, ambos tratamientos orales podrían representar un "tratamiento muy potente" para estos enfermos, ha explicado a Europa Press Ricardo Cubedo, médico adjunto del Servicio de Oncología Médica del Puerta de Hierro que coordina el ensayo en España.

   De hecho, su estudio en humanos se produce tras los "espectaculares" resultados obtenidos en modelos animales, con una reducción "drástica" de los tumores y una "ausencia total" de toxicidad. De ahí que el objetivo de los investigadores sea ahora reclutar 30 pacientes en diferentes países países (Canadá, Singapur, Taiwán, Alemania, Francia, además de España) para probar la seguridad y eficacia en estos sarcomas. Los primeros resultados preliminares podrían conocerse en un año.

UNO DE LOS SARCOMAS MÁS COMUNES

   El liposarcoma es uno de los sarcomas más comunes, según ha destacado Cubedo, con una prevalencia de unos 100 nuevos casos al año en España. Su origen está en los tejidos con más acumulación de grasa del organismo, tanto debajo de la piel --fundamentalmente en extremidades-- como en el interior del cuerpo alrededor de los órganos más grasos --como los riñones--, y se caracteriza por un bulto que "puede alcanzar dimensiones gigantes si no se detecta pronto", de incluso 20 centímetros.

   Aunque la enfermedad se detecta en la edad adulta, entre los 40 y 50 años, este experto reconoce que en función de su localización el diagnóstico puede demorarse durante varios años, en especial si es interno.

   Esto hace que la cirugía, el tratamiento estándar para estos casos, "no siempre funcione", ha destacado Cubedo, lo que hace que la enfermedad vuelva a recaer. Asimismo, en otras ocasiones la cirugía no permite eliminar la enfermedad, bien por estar muy desarrollada bien por haberse diseminado a otros órganos.

   Tras la operación se opta por un tratamiento con quimioterapia pero, según este experto, estos tipos de liposarcomas son "de los más resistentes a este tratamiento", en especial en tumores más internos. Mientras que en estos casos el tratamiento hasta un 7 de cada 10 "no se pueden operar", la proporción se invierte en los liposarcomas en extremidades.

EN PACIENTES YA TRATADOS

   Por ello, para este estudio se necesitan pacientes con liposarcoma de este tipo, en los que la enfermedad no pueda combatirse con cirugía y que ya hayan recibido al menos un tratamiento con quimioterapia.

   De confirmarse su eficacia en humanos, este experto reconoce que también se podría analizar la combinación de ambas moléculas en otras enfermedades tumorales en las que ambos genes estén también mutados.

   Asimismo, pide difundir la realización de este estudio para que puedan conocer de su existencia un mayor número de pacientes. "Se puede dar la paradoja de que el paciente no sepa que existe el ensayo ni que el investigador que existe el paciente", ha destacado.

   En este sentido, la vicepresidenta de la Asociación Española de Afectados por Sarcoma (AEAS), Ana Velasco, defiende que es "una gran oportunidad para todos los que sufren esta dolencia" y, por ello, pide dar a conocer este trabajo para detectar a pacientes que puedan estar en esta situación.

   "Tenemos un contacto directo con los afectados de sarcoma a través del foro de nuestra página web 'www.aeasarcoma.org', donde hay intercambio de vivencias, experiencias, dudas y tratamos siempre de dar respuesta a esa necesidad de información y apoyo", ha destacado Velasco.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter