Los enfermos de Crohn dan más importancia al lugar que a la vía de administración en caso de elegir sus medicamentos

Actualizado 07/10/2014 2:05:43 CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El lugar de administración del tratamiento es el factor que más influye en los pacientes con enfermedad de Crohn en caso de poder elegir su medicación, más que la vía de administración o el personal que debe aplicarlo, según los datos de un estudio español presentados en el 9º Congreso de la Organización Europea de Crohn y Colitis Ulcerosa (ECCO, en sus siglas en inglés), celebrado en Copenhague (Dinamarca).

El estudio 'Implica', impulsado por Abbvie, pretendía conocer las preferencias relativas a tratamientos biológicos de los pacientes con enfermedad de Crohn moderada a grave, y en él participaron más de 200 pacientes que han sido reclutados por 19 centros españoles.

A todos ellos se daban a elegir 7 posibles escenarios de administración en combinación con 3 atributos relacionados con los diferentes tratamientos biológicos (vía de administración, lugar de administración y personal que administra el tratamiento). La puntuación oscilaba de 0 (nunca lo elegiría) a 4 (siempre lo elegiría).

Los escenarios con una administración domiciliaria son los escenarios de tratamiento preferidos para estos pacientes (57,3 y 53,7 por ciento).

De hecho, el lugar de administración del tratamiento es el factor con la mayor influencia a la hora de elegir un tratamiento con una importancia de 50,7 por ciento, más que la vía de administración y personal que administra el tratamiento. Los tratamientos biológicos de administración hospitalaria aparecen en el último lugar de preferencia (19,9%).

Según explica la Dra. Natalia Borruel, del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Vall d'Hebron (Barcelona) y una de las autoras de este estudio, es importante conocer las preferencias de los pacientes con respecto al tratamiento.

"Involucrar al paciente en la toma de decisiones sobre el tratamiento y hacer que juegue un papel activo en el manejo de su enfermedad, favorece el cumplimiento terapéutico y, por lo tanto, mejora la eficacia de los planes terapéuticos y el control estricto de la enfermedad", ha defendido.