El 48% de los crónicos no son adherentes a los tratamientos

Píldora, pastilla, gragea
PIXABAY
Publicado 07/04/2017 13:21:10CET

   MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El incumplimiento del tratamiento por parte de los pacientes con enfermedades crónicas alcanza el 48,44 por ciento, según un estudio del Observatorio de la Adherencia al Tratamiento, desde donde recuerdan que la "adherencia terapéutica resulta fundamental para asegurar la eficacia, eficiencia y efectividad de los tratamientos".

   Este estudio, denominado 'Análisis Nacional, de la Adherencia al Tratamiento', se ha realizado mediante 6.150 encuestas a pacientes que presentan enfermedades crónicas de alta prevalencia, distribuidas en más de 140 oficinas de farmacia, con el objetivo de conocer las causas principales de este incumplimiento.

Desde el observatorio recuerdan que, en los países desarrollados, la adherencia a los tratamientos a largo plazo en la población general se sitúa en torno al 50 por ciento, y resulta mucho menor en los países en vías de desarrollo con todo lo que supone en cuanto a sobrecarga asistencial y financiera para el sistema sanitario motivado por las complicaciones, reingresos y reiteraciones de consultas con duplicidades de pruebas.

   Los diferentes estudios sobre adherencia al tratamiento presentados por el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) revelan conclusiones que presentan concomitancias evidentes con otros análisis 'ad-hoc' desarrollados por instituciones internacionales de reconocido prestigio.

   "Todo ello hace pensar en la necesidad de la puesta en marcha de campañas de concienciación hacia los pacientes, así como el estímulo para que los profesionales sanitarios dediquen más tiempo a fomentar la adherencia terapéutica", sacan en conclusión.

   Asimismo, recuerdan que "es aconsejable seguir mejorando la coordinación de los servicios sanitarios y sociales y avanzar hacia una estrategia sociosanitaria coordinada e integrada".

   Finalmente, recuerdan que el Día Mundial de la Salud 2017, que se celebra este viernes, se centra este año en una de las patologías crónicas como la depresión, una enfermedad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como "la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo".

   "Según las últimas estimaciones de la OMS, más de 300 millones de personas viven con depresión, un incremento de más del 18 por ciento entre 2005 y 2015. La falta de apoyo a las personas con trastornos mentales, junto con el miedo al estigma, impiden que muchos accedan al tratamiento que necesitan para vivir vidas saludables y productivas. Una de las barreras para buscar tratamiento en esta patología siguen siendo los prejuicios y la discriminación", concluyen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter