Más estigmatizado entre personas de piel oscura

Vitíligo: cada vez más cerca de una cura

Vitíligo, estigma
GETTY//OLENAGORBENKO
Publicado 19/02/2016 7:13:33CET

   MADRID, 19 Feb. (EDIZIONES) -

   El vitiligo es un trastorno de la pigmentación de la piel en el que la célula que produce el pigmento de la piel, la melanina, sufre una lesión que origina la aparición de manchas blancas, con mayor frecuencia después del verano debido a la exposición al sol.

   Aunque puede aparecer en cualquier parte de la piel sus consecuencias son sobre todo cosméticas, ya que afecta a áreas de la cara y las partes más expuestas al sol, lo que preocupa a los pacientes por la estigmatización social asociada. La enfermedad se ha asociado también con enfermedades autoinmunes tiroideas y la anemia perniciosa, enfermedades basadas en la producción de anticuerpos.

   Según explica a Infosalus el doctor Gabriel Serrano, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), las consecuencias del vitíligo son serias porque si se presenta a una edad temprana puede causar un desequilibrio psicológico, como sucedió en el caso de Michael Jackson. "Al aparecer en la etapa adolescente cuando la personalidad no está bien formada aún requiere una importante intervención por parte de la familia y el médico para que no afecte a la autoestima del paciente", comenta Serrano.

Se trata de una enfermedad que padece entre el 3% y el 4% de la población mundial, lo que supone una incidencia alta, además, en países en los que sus habitantes tienen la piel blanca no supone un gran problema pero en el caso de otras localizaciones como las de India o África, donde la piel de sus oriundos es oscura, el fenómeno de estigmatización social es muy superior.

MÚLTIPLES TEORÍAS SOBRE SUS CAUSAS

   Son muchas las teorías existentes sobre las causas del vitíligo como su asociación con la autoinmunidad que sugiere que el organismo fabrica anticuerpos contra el melanocito, la célula productora de la melanina.

   Otro planteamiento relaciona la enfermedad con una reacción inflamatoria que aumenta el número de radicales libres que destruyen los melanocitos a través de una respuesta oxidativa, una deducción extraída de que existen muchas células inflamatorias en la zona de la lesión cuando se realiza una biopsia de la piel.

La teoría más novedosa acerca su curación ya que sugiere que existe un defecto en los mecanismos de adhesión entre los melanocitos y los queranocitos vecinos, lo que hace que el melanocito se desprenda. Este defecto en una proteína, denominada E-cadherina, que actúa como pegamento entre las células de la piel se ha hecho patente en los pacientes de vitíligo que presentan una deficiencia en esta proteína.

   "Estamos trabajando en una proteína sintética que actúe igual que la E-cadherina y que daría origen a un tratamiento tópico nanotecnológico, pues tendría que llegar al melanocito que se encuentra en la membrana basal por debajo de toda la epidermis. Intentamos desarrollar un transportador similar a una burbuja que traslade la proteína de síntesis hasta el melanocito", destaca Serrano, que añade que el desencadenante del vitíligo podría ser un trauma o traumas que afectarían al funcionamiento de la proteína, ya sea una ropa demasiado apretada o dormir de un lado.

UN TRASTORNO ESTÉTICO TRATABLE

   En realidad en la mayoría de los casos supone sólo un trastorno estético que no compromete la vida pero cuyas manifestaciones psicológicas afectan a su calidad ya sea por falta de educación o porque se dice que es una afección incurable cuando es tratable. "Puede mejorar e incluso se puede curar aunque requiere de un tratamiento que puede durar largos años hasta dar buenos resultados finalmente", añade el doctor Serrano.

   Para tratar el vitíligo se emplean antioxidantes por vía tópica y oral como la superóxido dismutasa (SOD) y la pseudocatalasa. En este último caso se han conseguido grandes avances ya que se desconocía que su vida útil era de alrededor de dos semanas y los pacientes las empleaban a partir de este plazo sin efectos y ya se ha conseguido que tenga una vida útil de hasta 30 días.

   Además, es importante también el papel de la radiación ultravioleta de banda estrecha (VB-BD) y el láser de excímer. Este último supone una fuente más intensa de tratamiento pero con muy buenos resultados, aunque el tratamiento es caro dado que con cada disparo del láser se consume la vida de una lámpara.

   El dermatólogo afirma que una terapia combinada de antioxidantes, rayos ultravioleta, láser de excímer y E-cadherina sintética logrará los mejores resultados en los pacientes de vitíligo. "Estamos muy cerca de conseguir la curación del vitíligo y un mejor tratamiento", concluye el dermatólogo de la AEDV.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter