Una técnica novedosa disminuye la lesión de tejidos blandos y el sangrado postoperatorio en las rinoplastias

Álvaro Cabello, Bernardo Hontanilla y Cristina Gómez Martínez de Lece
EP/CUN
Publicado 25/10/2016 13:49:45CET

PAMPLONA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Especialistas del Departamento de Cirugía Plástica y Reparadora de la Clínica Universidad de Navarra han presentado recientemente en Múnich una técnica novedosa para realizar las osteotomías (fractura del hueso) durante las rinoplastias, que disminuye la lesión de tejidos blandos y el sangrado postoperatorio.

La osteotomía externa abierta -así la han denominado- ha sido el tema abordado por los facultativos del centro navarro en el Symposium in Reconstructive Surgery, la reunión científica mundial más prestigiosa en el campo de la cirugía reparadora, que organizan la Clínica Mayo (EEUU) y el Chang Gung Memorial Hospital (Taiwán).

El doctor Bernardo Hontanilla, director del departamento e impulsor de la nueva técnica, explica que "con este procedimiento se suplen las carencias de las dos técnicas que se vienen empleando hasta ahora en la práctica de osteotomías".

Así, estas intervenciones pueden realizarse de manera externa, fracturando el hueso (para después recolocarlo en la posición correcta) desde la parte exterior de la nariz y provocando pequeñas cicatrices en la cara; o bien a nivel interno, lo que ocasiona una rotura de las mucosas y abundante sangrado.

"No hay un consenso científico sobre cuál de las dos técnicas es mejor, aunque sí sabemos que ambas dificultan la labor del cirujano, que en ningún caso ve directamente la labor que realiza sobre el paciente", explica Hontanilla.

Sin embargo, gracias a este nuevo procedimiento, los especialistas han logrado facilitar el trabajo de los cirujanos al mismo tiempo que reducen los efectos adversos en el paciente intervenido. "Proponemos un modo nuevo de practicar la osteotomía, que solo requiere una disección del tejido nasal hacia los bordes. De esta manera, el periostio superficial -la membrana conjuntiva y fibrosa que recubre el hueso de la nariz- se conserva íntegro y disminuyen la lesión de tejidos blandos y el sangrado postoperatorio", detalla el doctor Hontanilla.

Por otra parte, añade que esta conservación del periostio asegura la estabilización de los huesos nasales movilizados durante la intervención.

MAYOR PRECISIÓN PARA UN MEJOR RESULTADO

Este tipo de osteotomías con visión directa de los huesos nasales que han desarrollado y realizado los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra proporcionan un control más predecible y una mayor precisión que los procedimientos ciegos. Además, la probabilidad de que se produzcan líneas incontroladas de fractura se ve sustancialmente reducida.

Después de haber evaluado esta técnica novedosa durante más de un año y con unos resultados exitosos, la osteotomía externa abierta podría ser una herramienta valiosa a aplicar en las rinoplastias: "Ofrece un abordaje predecible para lograr el resultado deseado en la cirugía de la joroba dorsal, de modo que el procedimiento resulta más seguro para el paciente y más sencillo para los cirujanos", asegura el doctor Hontanilla.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter