Contador

Liposucción, ¿qué debo esperar?

LIPOSUCCIÓN, ESTÉTICA, CIRUGÍA
GETTY
Publicado 14/04/2017 8:59:49CET

   MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Cada año se realizan cerca de 13.000 liposucciones en España, según los últimos datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), siendo la segunda intervención más practicada después del aumento de pecho, que ocupa el primer lugar en el ranking.

   La liposucción es la técnica estética más popular para eliminar la grasa acumulada pero a la vez es una gran desconocida para los pacientes que desean someterse a ella. Esta intervención está diseñada para modelar la forma del cuerpo y eliminar eficazmente los cúmulos de grasa que no responden al ejercicio físico. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se trata de una cirugía estética efectiva para perder peso.

   Por tipologías, la liposucción abdominal es la más frecuente, con una quinta parte (20,3%) de las realizadas en nuestro país, seguida de la liposucción de flancos (14,8%), la de muslos (11,6%), la de trocánteres (las prominencias en la cabeza del fémur, con un 11,2%) y el resto (de rodillas, circunferencial, torácica, de piernas, cervical, etc.), con porcentajes inferiores al 10%.

   Tras pasar por esta operación quirúrgica, los resultados son múltiples y varían en función de cada paciente. Por este motivo, Policlínica Barcelona ha elaborado un listado de los resultados que se obtienen tras una liposucción.

   - Efectividad de la operación.

   A pesar de que los adipocitos de grasa se eliminan definitivamente e inmediatamente tras la intervención, los resultados a corto plazo pueden parecer mínimos. Esto es debido a que, tras una cirugía, la piel presenta inflamación temporal y deben pasar unos meses de recuperación para ver los resultados definitivos.

   El 85 por ciento de los resultados se ven 3 meses después del paso por el quirófano y el 100 por cien de los resultados definitivos se pueden observar entre 6 y 12 meses después, según los demuestran varios estudios.

   Para garantizar el éxito de la cirugía y evitar que la piel quede descolgada, se deben extremar los cuidados post-operatorios que, en la mayoría de los casos, incluyen una faja o prenda de presoterapia específica y la activación de la circulación linfática, mediante un masaje manual o drenaje. Estos cuidados contribuirán a obtener un mejor resultado, ya que reducirán los efectos de la inflamación y cicatrices tras la intervención.

   - Grasa extraída.

   En ningún caso se debe extraer más de 6 litros de grasa, un indicativo de que el paciente padece sobrepeso, motivo por el cual esta intervención no es la indicada, ya que, consigue extraer los depósitos de grasa persistentes, pero no se debe esperar que altere considerablemente su peso. Mediante la liposucción se pueden bajar varias tallas y definir los contornos físicos para conseguir un aspecto más estilizado.

   - Piel sobrante.

   Según los expertos, para obtener un resultado óptimo del contorno final deseado, es importante que la piel sea firme y elástica, ya que de lo contrario no podrá redistribuirse sobre las nuevas dimensiones corporales. Si la zona a tratar presenta estrías o cicatrices, la liposucción deberá completarse con otro tipo de técnicas para recolocar la piel sobrante tras la cirugía.

- Celulitis o 'piel de naranja'.

   Esta cirugía estética puede mejorar notablemente las zonas afectadas por la celulitis o 'piel de naranja'. Para estos casos, la liposucción más indicada es el Lipoláser. Esta intervención reafirma y disminuye la 'piel de naranja', gracias al láser aplicado.

   - Durabilidad de los resultados.

   La eliminación de adipocitos de grasa es definitiva, por lo que la grasa no vuelve a aparecer en las zonas tratadas. No obstante, se recomienda seguir un estilo de vida saludable y realizar ejercicio para no generar adipocitos de grasa en las zonas no intervenidas.

   - Zonas con mejores resultados.

   Las zonas donde se obtienen los mejores resultados las cartucheras y los flancos o 'michelines' son las zonas en las que la liposucción obtiene un mejor resultado, ya que no existe apenas riesgo de que quede piel colgada.

   Sin embargo, la zona de los brazos y la cara interna de los muslos son más complicadas porque es una piel que tiene tendencia a descolgarse y se debe completar con otras técnicas. La zona que nunca se debe realizar una intervención es la de los glúteos, ya que al realizarse se pierde el cojín del glúteo.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter