CSIC-SANT JOAN DE DÉU

Filtros solares y parabenos se acumulan en la placenta de embarazadas

Embarazada, crema
GETTY// MUSTAFABILGESATKIN
Actualizado 01/03/2016 13:57:56 CET

   BARCELONA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Hospital Sant Joan de Déu han demostrado que los filtros UV --protectores solares-- y los parabenos --conservantes bactericidas y fungicidas que llevan muchos cosméticos-- se acumulan en la placenta de las embarazadas y pueden ser transmitidos a los fetos.

   El trabajo, publicado en la revista 'Environment International', ha analizado un total de diez compuestos --cinco parabenos y cinco filtros solares-- y ha constado que más de cuatro tipos se encuentran en todas las placentas, y hasta siete han sido detectados en una misma muestra.

   Según la investigadora del CSIC que ha dirigido el estudio, Silvia Díaz-Cruz, del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (Idaea-Csic), la presencia de estos compuestos es "preocupante", puesto que durante el embarazo cualquier alteración hormonal puede ser altamente nociva para la madre y para el feto.

   Los investigadores esperaban encontrar niveles muy bajos o indetectables de estos elementos, pero "las concentraciones encontradas superan en algún caso los 11 nanogramos por gramo, más de 500 veces del valor esperado de 0,02 nanogramos por gramo, y que corresponde al límite de detección del método", ha detallado la científica.

   Sobre si se trata de una cantidad excesiva, Díaz-Cruz ha puntualizado que "aún faltan estudios para delimitar los niveles de riesgo".

   Los parabenos y filtros solares, que entran en el organismo a través de los alimentos --agua y pescado--, por absorción dérmica y por inhalación, han sido asociados con alergias, obesidad y baja calidad del esperma, y la presencia de benzofenonas está relacionada con la incidencia de endometriosis.

   Dos estudios recientes indican que un bajo peso en niñas y mayor peso y circunferencia craneal en niños están "directamente relacionados" con el contenido de benzofenonas en orina materna, si bien son necesarios estudios longitudinales a largo plazo, con mayor número de pacientes, para determinar si puede causar la aparición de patologías en la financia y en la edad adulta, ha agregado la investigadora Lourdes Ibáñez.

PERTURBADORES HORMONALES

   Estudios en animales han demostrado que estos compuestos son perturbadores hormonales, pueden afectar al sistema endocrino y causar infertilidad, además de que se ha asociado su presencia con una baja tasa de espermatozoides y, en el caso de las hembras, con desajustes en el ciclo menstrual.

   Es la primera vez que se estudia la presencia de algunos de estos compuestos en placentas humanas, puesto que solo hay tres estudios previos como éste en todo el mundo, según los autores, quienes también han destacado que "algunos de los estudiados no se habían encontrado nunca antes".

   El Idaea-Csic demostró recientemente que las delfines hembras embarazadas bioacumulan y transmiten a sus fetos filtros solares, y los fetos presentaba niveles más altos de filtros solares que sus madres.

   La UE solo autoriza en productos cosméticos dos benzofenonas (BP3 y BP4), pero el estudio ha hallado otras: "Son resultado de la metabolización. Eso indica que estos compuestos y sus metabolitos no se excretan en su totalidad sino que se acumulan en los tejidos, con consecuencias aún desconocidas".

   El compuesto que se ha encontrado más frecuentemente ha sido el BP4, detectado en el 75% de las muestras, y del cual se pensaba que no se acumulaba en los tejidos, y todos los parabenos se han encontrado en casi el 100% de las placentas, siendo el metilparaben el más utilizado en la industria.

   Si quieres seguir leyendo en Infosalus.com te recomendamos: Verdades y mentiras sobre los parabenos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter