Los 7 factores externos que más perjudican a nuestra piel

Aliviar la piel seca
GETTY/ANNA GONTAREK-JANICKA
Publicado 18/01/2018 8:45:31CET

   MADRID, 18 Ene. (EDIZIONES) -

   Las personas están expuestas a una serie de factores externos, capaces de modificar su genoma, desde que nacen hasta que mueren. En el caso de nuestra piel estos factores actúan sobre ella, pudiendo acelerar o simplemente provocar ese envejecimiento de la piel.

   En una entrevista con Infosalus, el director de Campañas de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), Agustín Buendía, concreta 7 de estos factores externos que afectan al envejecimiento de la piel: la radiación solar, la contaminación, el tabaco, la temperatura, la nutrición, el estrés, la falta de sueño y el uso de cosméticos.

1.- Radiación Solar: Está constatado que el 80% del envejecimiento de piel se debe a la exposición solar. Las personas que no usan fotoprotección solar diaria envejecen un 24% más que las que sí las emplean. Afectan tanto la luz visible como los rayos UVA, "que también llegan a través del cristal de la ventana", advierte el especialista. Dice que se ha demostrado también que la radiación infrarroja y la luz visible, sobre todo el color azul, ejercen un efecto en el envejecimiento provocando una destrucción de la matriz dérmica y la formación de radicales libres.

2.- La contaminación: es un factor que se suma al efecto de la radiación UVA, añade, y se puede hablar de la 'fotocontaminación'. Según alerta, habrá más envejecimiento de la piel, más manchas y una mayor formación de arrugas, a más exposición a partículas pequeñas, a niveles de dióxido de nitrógeno, y a niveles altos de ozono

   3.- El tabaquismo: "Favorece el desarrollo de arrugas y perjudica el brillo de la piel y su tonalidad. Deteriora la formación de fibroblastos y da lugar a su senescencia. Induce el daño por estrés oxidativo e inhibe la defensa antioxidante del cuerpo, lo que puede estar involucrado en el proceso de envejecimiento", señala el experto.

4.- La nutrición: "Es la responsable del 30% de las arrugas. Una dieta rica en antioxidantes, verduras, legumbres y aceite de oliva, además de evitar al máximo el alcohol pueden retrasar el envejecimiento de la piel. Una dieta rica en carne, productos lácteos y mantequilla puede ser perjudicial. También se ha visto que consumir mucho azúcar puede provocar más arrugas", advierte.

   5.- El estrés: El estrés crónico, según alerta, favorece el envejecimiento de la piel, aunque todavía está en fase de estudio el mecanismo que subyace a este vínculo. "Algunos datos apoyan que el estrés induce un declive en la permeabilidad epidérmica y un deterioro de la función barrera y de su recuperación", agrega.

   6.- Sueño: Buendía asegura que dormir menos de cinco horas por la noche se vincula con más signos de envejecimiento y con una reducción de la función barrera de la epidermis.

   7.- El uso de ciertos cosméticos destaca que pueden ser positivos para frenar ese envejecimiento de la piel ya que pueden servir de barrera frente algunas agresiones externas.

   A su juicio, conocer estos factores de riesgo externos para cada individuo puede ayudar a los dermatólogos a establecer un tratamiento preventivo para el envejecimiento de su piel. "No es lo mismo una persona que viva al sur de la Península o Canarias, o que fuma y vive en medio rural, o una que tiene mucho estrés", advierte el miembro de la AEDV.