Hace pedagogía del agua en 'Más claro que el agua'

Experta niega que haya aguas "adelgazantes" y recomienda las tengan aporte en minerales

Actualizado 30/04/2014 12:41:45 CET
La médico Magda Carlas, autora de 'Más claro que el agua'
Foto: Editorial Amat

BARCELONA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La médico, cirujana y nutricionista Magda Carlas ha negado que existan aguas con poderes "adelgazantes", y recomienda la ingesta de aguas ricas en minerales por ser más nutritivas y adecuadas para la mayoría de la población que no adolece enfermedades de riñón, corazón o hígado.

   En una entrevista de Europa Press, la experta y autora del libro 'Más claro que el agua. Todo lo que deberías saber del agua mineral natural y nunca te han contado' (Amat editorial) rechaza hablar de aguas buenas o malas, y opta por referirse a aguas "más o menos adecuadas" en función de la edad, la actividad y las necesidades del organismo.

   En España, se comercializan más de 100 aguas distintas y más del 80% son agua mineral natural de "mineralización débil", lo que significa que tienen una cantidad en minerales --de residuo seco--, de entre un 50 y 500 miligramos por litro y son aptas para gente que debe controlar el sodio, ha explicado.

   Ha desmentido que un agua de mineralización muy débil sea la más adecuada para el organismo, ya que, si bien tiene niveles muy bajos de sodio, también contiene poco calcio, poco magnesio y otros minerales que son favorables para el cuerpo, y si uno no presenta dolencias, beber este tipo de agua "no significa ninguna ventaja", ha remarcado la experta.

   "El agua muy desmineralizada va bien para ciertas enfermedades, aunque es buena porque todo el mundo las puede tomar", ha subrayado Carlas, que ha insistido en que todas las aguas potables, independientemente de sus componentes, cumplen con la función principal de hidratación, aunque no todas cuentan con la misma cantidad de nutrientes.

ELEMENTO PRINCIPAL DE LA DIETA

   "El agua es lo que más consumimos en nuestra vida, y tendríamos que preocuparnos un poco más a la hora de seleccionarla", ha aseverado Carlas, que se enfrascó en la aventura de publicar un libro sobre el agua porque como médico experta en nutrición se dio cuenta de que es el producto más olvidado de la dieta.

   "Solo sabemos que tenemos que beber agua y nadie nos advierte de los posibles formatos", explica la experta que, con la obra, se propone un ensayo divulgativo de este líquido inodoro, del que destierra falsos mitos, como por ejemplo que beber agua durante la comida es malo o que beber mucha agua adelgaza.

   "Beber mucha agua está muy bien, pero no adelgaza, porque no implica perder tejido graso", apunta Carlas, quien puntualiza que otra cosa es que uno en lugar de beber bebidas azucaradas tome agua y evite bebidas de más energía, lo que tiene un efecto en la grasa del cuerpo.

   Ha desterrado la falsa creencia de que beber agua de mineralización muy débil va bien para adelgazar, al señalar que "los minerales no tienen ninguna aportación energética; esto es un gran mito en torno al agua".

COMO UN ZUMO SIN VITAMINAS

   "Los minerales constituyen incluso una aportación para el organismo, no engordan, porque solo puede engordar aquello que tiene energía y las vitaminas y los minerales son nutrientes, pero no son energéticos", ha reseñado Carlas, que ha comparado un agua de mineralización muy débil con un zumo de naranja sin vitaminas.

   Ha instado a deportistas, embarazadas, jóvenes y personas mayores a ingerir aguas ricas en minerales, con niveles controlados de sodio en función de la edad, y ha subrayado la necesidad de consultar la etiqueta del agua al acudir al supermercado.

   En el libro, distingue entre el agua del grifo, apta para el consumo humano y uso doméstico; el agua de manantial, de origen subterráneo, mineralizada, pero de la que se desconoce su composición, y el agua mineral natural, también de origen subterráneo, rica en minerales pero con control previo de sus componentes.

   En el libro, de cinco capítulos, la autora muestra el papel del agua en el organismo, la importancia de la hidratación en las distintas etapas de la vida, el papel del agua en las dietas de adelgazamiento, la etiqueta y composición mineral del agua y la importancia del agua en la cocina, con algunas recetas en las que destaca el interés de cocinar con agua mineral natural.

   Cada agua mineral natural tiene una composición única, constante y conocida que viene dada por su origen y su aporte de minerales, según destaca la autora, que insta a los consumidores a reparar en el aporte de minerales de cada una para elegir la más adecuada en cada momento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter