Tres consejos que agradecerás

Cuidados de la piel, ¿qué debo saber?

Mujer, piel, crema, belleza
GETTY//FUSE
Actualizado 28/01/2016 11:54:40 CET

   MADRID, 28 Ene. (INFOSALUS) -

   La piel se debe cuidar desde la infancia con el uso de geles de baño o cremas hidratantes específicas y la aplicación de protección solar desde el inicio de la vida pero existen mitos y falsas creencias entre los adultos que además de tener repercusión de forma negativa en nuestra economía pueden también enfermar nuestra piel.

   Según explica a Infosalus el doctor José Carlos Moreno, dermatólogo y presidente de honor de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), en el caso de la piel del hombre no es necesario emplear cosméticos específicos ya que el cuidado de la piel masculina conlleva los mismos principios que en el caso de las mujeres: un estilo de vida saludable, protección solar e hidratación.

   En cuanto a las falsas creencias más extendidas entre la población sobre el cuidado de la piel, el doctor Moreno señala como las dos más importantes las siguientes:

   *Los cosméticos no tienen una base científica: esto es falso, aunque existen productos que se comercializan y no cumplen con esta condición, la mayoría de ellos pasan por rigurosos controles de seguridad exigidos por las autoridades sanitarias para su puesta a la venta.

   "Desde un punto de vista dermatológico los productos cosméticos deben de pasar por estudios clínicos serios y contar con ingredientes de eficacia probada. Aunque el precio de estos maquillajes, protectores solares, cremas de camuflaje e hidratantes acreditados suele ser algo más elevado, merece la pena", señala el doctor.

   *Jabones caseros y aceites son mejores que los cosméticos: en el caso de los aceites hay que tener en cuenta que el aceite para comer no cuenta con la preparación que requiere la piel para su aprovechamiento y no es suficiente. Por otro lado, el doctor advierte que los jabones caseros son alcalinos y perjudican el pH ácido de la piel, lo que puede ocasionar deshidratación, quemaduras e incluso una mayor facilidad para contraer infecciones.

   Además, el dermatólogo señala que hay que tener en cuenta tres aspectos importantes:

   1. Comprar siempre productos acreditados: que hayan pasado por los adecuados ensayos clínicos y con ingredientes cuya eficacia haya sido contrastada ya que de otra forma se corre el riesgo de que estos cosméticos produzcan daños en la piel.

   "Se han retirado ya del mercado cremas que entre sus componentes incluían ingredientes prohibidos y en concentraciones altas, que además no constan en su composición, como los inhibidores de la calcineurina o la cortisona. Tampoco hay que fiarse de los productos que prometen resultados milagrosos como la desaparición de arrugas o manchas en 15 o 30 días", advierte el doctor Moreno.

   2. Distinguir entre envejecimiento cronológico y cutáneo: el cronológico no se puede detener, se produce en la piel al igual que en otros órganos ya que es un proceso natural. Sin embargo existe otro envejecimiento que sí se puede modular y que va ligado a factores ambientales externos como el consumo de tabaco, alcohol o la exposición a los rayos ultravioleta.

   El adecuado cuidado de la piel con un estilo de vida saludable, una hidratación adecuada y el uso de protectores solares contribuye a prevenir un envejecimiento prematuro. Aún están en sus inicios pero ya existen medicaciones como la toma de antioxidantes orales o los tratamientos con células madres que pueden ser grandes aliados frente al envejecimiento en un futuro próximo.

   3. Usar los productos recomendados y ser constantes: podemos poner en marcha las estrategias dermatológicas que han probado ser eficaces frente al envejecimiento y evitar ser demasiado restrictivos con los gastos en cosmética acreditada. Los protectores solares, por ejemplo, suelen incorporar una hidratación que no requiere del uso de un producto extra para hidratar la piel.

   "Es fundamental ser constante, utilizar a diario los productos para cuidar la piel y evitar que el cansancio tras la jornada diaria evite el gesto de limpieza de la piel antes de ir a dormir", afirma el doctor Moreno.

CUIDADOS SEGÚN LA EDAD

   El dermatólogo señala que muchos de los problemas que se observan en la consulta especializada asociados a la falta de cuidados se producen entre la población puberal y los mayores.

   En la etapa adolescente los chicos y chicas desean tener una buena apariencia ante los demás y esto lleva a que empleen productos de maquillaje para camuflar posibles lesiones de acné.

   "Antes los dermatólogos prohibían el uso de cosméticos de este tipo en los jóvenes con acné pero las investigaciones no muestran que sean perjudiciales y los jóvenes no admitían tampoco la prohibición así que el consejo actual es que empleen productos que no fomenten la producción de grasa o comedogénicos", explica el doctor Moreno.

   Por otro lado está el colectivo de personas de mayor edad que suele presentar una importante sequedad cutánea sobre todo en las extremidades inferiores y superiores. "Los mayores no sólo deben hidratarse la piel una vez al día sino más a menudo y hacerlo de forma sostenida ya que pueden producirse infecciones derivadas de esta sequedad y fragilidad de la piel", concluye el portavoz de la AEDV.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter