Contador

Cuatro de cada diez españoles sufrirá de cáncer de piel a lo largo de su vida, según experto

Lunares, cáncer de piel, melanoma
WAVEBREAKMEDIA LTD
Publicado 09/06/2017 17:35:43CET

VALÈNCIA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director médico del Instituto Médico Ricart y jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Quirónsalud Valencia, doctor José María Ricart, ha advertido de que "cuatro de cada diez españoles sufrirá de cáncer de piel a lo largo de su vida". En este sentido, ha afirmado que cada año se diagnostican 150.000 nuevos casos y durante 2016 se produjeron 600 muertes como consecuencia de un cáncer cutáneo.

Con motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, que se celebra el próximo martes 13 de junio, el experto ha recordado que "el melanoma es el tumor más extendido, y el más letal de todos los tipos de cáncer de piel". De hecho, apunta, en los últimos cuatro años se ha producido un incremento de casi un 40% de diagnósticos del mismo".

El especialista ha enfatizado que "una completa información sobre el melanoma es la medida de prevención más importante, ya que anticiparse al diagnóstico reduce en casi un 90% las posibilidades de que sea mortal".

El dermatólogo insiste en la relevancia de acudir a las revisiones anuales, pues que se estima que cuatro de cada diez españoles tendrá cáncer de piel a lo largo de su vida".

El sol constituye el principal factor de riesgo para desarrollar la
enfermedad. El doctor Ricart asegura que haber padecido más de tres quemaduras solares durante la infancia multiplica el riesgo de aparición de melanoma maligno. "También tienen más posibilidades personas con múltiples lunares o con antecedentes familiares de melanoma", añade.

En este sentido, recuerda el llamado ABCDE de los lunares o manchas atípicas en la piel. Se trata de cinco indicadores de riesgo de padecer lesiones cancerígenas: Asimetría, bordes irregulares, color (los lunares particularmente oscuros o multicolores pueden conllevar riesgos y los negros aumentan la sospecha; diámetro; una mancha mayor de más de seis milímetros de diámetro es una señal para acudir al dermatólogo, y
evolución, ya que un lunar que modifica su tamaño, forma o color y pica, se inflama o sangra debe ser controlado por un especialista.

Ante cualquier sospecha, el doctor aconseja acudir inmediatamente a la Unidad de Dermatología, donde los profesionales hacen el "mapa de lunares" mediante dermatoscopia digital (Fotofinder).

El sistema informático que permite almacenar y efectuar un seguimiento a largo plazo de imágenes clínicas de los lunares. Posibilita hacer un control más preciso de las manchas de los pacientes de riesgo y así dictar un diagnóstico precoz para tener un pronóstico más favorable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter