El autobronceador, alternativa saludable al moreno: 8 pautas para aplicarlo bien

Crema autobronceadora, hidratante
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SKYNESHER
Publicado 27/08/2018 7:59:35CET

   MADRID, 27 Ago. (EDIZIONES) -

   La Academia Norteamericana de Dermatología lo tiene claro: "El empleo del autobronceador es la única manera de parecer moreno de forma saludable este verano". De hecho, algunos expertos ven esta loción, en principio cosmética, una forma de maquillaje, como una perfecta aliada a la hora de verse moreno y también a la hora de conservar y alargar el ansiado tostado veraniego.

   Desde la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) aseguran que no son perjudiciales los autobronceadores. Es más, indican que en los últimos años ha mejorado su composición para que la aplicación sea más fácil y uniforme, la absorción más rápida, el tono más luminoso y natural, alejado del efecto de naranja y el fuerte olor que dejaba hace años.

   "El tono bronceado se consigue porque contienen una molécula llamada 'dihidroxiacetona' (DHA) que, al entrar en contacto con la epidermis, produce una reacción química de oxidación, tiñéndose las células muertas de la capa más externa de nuestra piel, destinadas a ser eliminadas en dos o tres días por el proceso natural de descamación", explica.

   Eso sí, precisa que el tono también dependerá de su fórmula y con sólo un 2% de DHA se consigue bronceado sin sol; aunque en la actualidad la mayor parte de los autobronceadores incluyen entre un 3% y un 6%. "El color puede ir desde el anaranjado hasta el marrón tostado, por lo que es conveniente probar el autobronceador en alguna zona de la piel poco visible antes", advierten.

   No obstante, la AEDV alerta de que con el autobronceador no estamos protegidos frente al sol, ya que esta fórmula cosmética no estimula la melanina, es decir, no genera color de forma natural (que es lo que protege), sino que se trata de una forma de maquillaje, como antes hemos mencionado.

   En este sentido, en una entrevista con Infosalus, la doctora Raquel Novo, jefa del servicio de Dermatología de los hospitales universitarios HM Montepríncipe y HM Puerta del Sur (Madrid) avisa de que los autobronceadores son "totalmente seguros", si bien utilizándolos la persona se puede quemar. Por ello, aconseja emplear siempre una crema de fotoprotección solar una vez se hayan empleado el autobronceador.

   "El autobronceador es como aplicar un tinte en la superficie de la piel. Produce una reacción oxidativa muy rápida. Son azúcares y le dan ese tono bronceado. Son seguros, pero uno tiene que tener en cuenta que utilizando autobronceadores te puedes quemar. Por eso, el tono que te da el autobronceador necesita además de un protector solar porque se sigue estando blanco. Son seguros y no tienen ningún problema", afirma la especialista.

   Con todo ello, la Academia Norteamericana de Dermatología recomienda seguir esta serie de pasos para aplicarse correctamente el autobronceador:

1.- Exfóliate la piel. Emplea un guante de crin para exfoliarte la piel antes de aplicarte el autobronceador. Las células muertas también podrás quitarlas empleando productos exfoliantes. Emplea más tiempo con estos elementos exfoliantes en aquellas zonas donde la piel es más gruesa (codos, rodillas y tobillos).

   2.- Sécate la piel. Secándose la piel antes de la aplicación del autobronceador te ayudará a una mejor aplicación.

   3.- Aplícala por partes. Por ejemplo, puedes hacerlo primero en las piernas, en los brazos, y después en el torso. Masajea el autobronceador en tu piel en movimientos circulares.

   4.- Lava las manos con jabón después de aplicar el autobronceador por cada parte del cuerpo donde lo apliques. Evitarás así que las palmas de las manos adquieran ese color anaranjado tan poco deseado en estos casos.

   5.- Para un aspecto más natural se debe extender ligeramente la crema autobronceadora desde las muñecas hasta las manos, y desde los tobillos hasta los pies.

   6.- Diluye el autobronceador en las rodillas, los tobillos y los codos, ya que estas áreas tienden a absorber más autobronceador que el resto de la piel. Para diluir, frote ligeramente con una toalla húmeda o aplique una capa delgada de crema hidratante en la parte superior del autobronceador.

   7.- Déjale a tu piel el tiempo suficiente para que se seque la crema autobronceadora. Espera al menos 10 minutos para vestirte. Durante las siguientes 3 horas es mejor que lleves ropa holgada y que se pueda manchar. Evita sudar al máximo.

8.- Aplícate crema fotoprotectora a diario porque tu piel no está protegida frente al sol.

Contador