Alertan del 'efecto rebote' y el impacto "muy modesto" de los medicamentos para adelgazar

Obesidad, sobrepeso
FLICKR - Archivo
Publicado 10/07/2018 11:16:09CET

Recuerdan que este tipo de fármacos "debe usarse solamente cuando el médico lo considera necesario, en dosis adecuadas y tiempo limitado"

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (Sefap) ha alertado de los riesgos asociados a los medicamentos contra la obesidad, que "no justifican, salvo en casos extremos, los beneficios aportados, ya que suelen tener un impacto muy modesto y una vez suspendido su uso se recupera el peso".

Para Sefap, "además de no estar financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y suponer un importante coste para el paciente", este tipo de fármacos solo se debe considerar, según las guías actuales, en "aquellos pacientes que no puedan conseguir una pérdida de peso deseable con los cambios de hábitos, actividad física y dieta".

Además, tal y como destaca Laia Robert, miembro de la Sefap y especialista en Información de Medicamentos, los fármacos para adelgazar "deberían utilizarse siempre bajo supervisión médica, tanto en lo que respecta a su consumo como a las dosis recomendadas".

Según esta experta, el tratamiento del sobrepeso y la obesidad debe iniciarse con una terapia no farmacológica que incluya educación y cambios nutricionales (principalmente la restricción de la ingesta calórica), cambios de hábitos e incremento de la actividad física.

En cualquier caso, tal como destaca Ángel Mataix, presidente de la Sefap, la decisión de utilizar uno u otro tratamiento "corresponde al médico y es indispensable para la seguridad de los pacientes evitar la automedicación, ya que este tipo de fármacos pueden generar efectos adversos como la incontinencia fecal, cálculos renales, náuseas, aumento de la presión arterial, hipoglucemias o cefaleas".

Laia Robert concluye recordando que los medicamentos para el manejo del sobrepeso y la obesidad "se han asociado a lo largo de su historia con diversos problemas de seguridad", pero que esta situación "no debería causar alarma, ya que los aprobados en la actualidad tienen un perfil de seguridad aceptable". Sin embargo, sí considera que este hecho justifica que se tomen "solamente cuando el médico lo considera necesario, en las dosis adecuadas, y durante un tiempo limitado".