Abordar los cambios físicos es el principal aspecto de los cuidados médicos - estéticos del paciente oncológico

Publicado 19/10/2016 12:59:41CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cáncer es una enfermedad con un fuerte impacto físico, psicológico y social por lo que son muchas las preocupaciones y preguntas que se hace el paciente ante el diagnóstico, siendo el tratamiento y sus efectos secundarios una de las principales cuestiones que la persona afectada o sus familiares plantean en la consulta.

El impacto psicológico está fundamentalmente provocado por el cambio físico que se produce, siendo la caída del cabello la principal preocupación. Los tratamientos antineoplásicos y, sobre todo, los tratamientos que requieren quimioterapia son los principales causantes de estos cambios. Muchos pacientes oncológicos reconocen que la pérdida de cabello es una preocupación más que influye en su bienestar ya que no es sólo un cambio en la apariencia física, puede ser un reto emocional que afecta a la imagen de sí mismo y a su calidad de vida. Mantener una buena imagen les ayuda a sentirse bien y a una mejor recuperación.

"El primer principio para abordar todos los cambios estéticos a los que los pacientes oncológicos se van a enfrentar, es el conocimiento de los mismos, y como en todo en Medicina, la prevención antes de la curación. La caída del pelo, es de los efectos secundarios más temidos por los pacientes y debemos indagar hasta qué punto va a tener una repercusión psicológica negativa en la evolución de la enfermedad sino se afronta de una manera racional y siempre en la búsqueda de soluciones transitorias y definitivas. El cabello se cae, pero es importante cuidar el cuero cabelludo, al igual que el resto de la piel con el objetivo de que esté preparado para el crecimiento post-tratamiento. La aplicación de tratamientos cosméticos que mimeticen los efectos de la pérdida está completamente indicados" ha afirmado la directora Ángela García Matas.

Contrariamente a lo que usualmente se pensaba, ambos sexos se ven igualmente afectados por la alopecia secundaria a quimioterapia. "Tanto los hombres como las mujeres creen que esta pérdida aguda del cabello pone en evidencia su condición de enfermos. La diferencia entre ambos sexos es que a los varones les preocupa, además de la caída del pelo de la cabeza y la cara, la pérdida del vello corporal" ha asegurado la doctora García Matas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter