Contador

El 85% de los españoles reconoce tener al menos un problema bucodental

Boca, aliento, dientes, mujer
GETTY
  
Actualizado 29/08/2017 11:26:47 CET

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

España es el país del sur de Europa con mayor incidencia de problemas de salud bucodental, según un estudio internacional llevado a cabo por GSK en el que se observa que el 85 por ciento de los españoles podría verse afectado por, al menos, un problema de salud bucodental.

Gráfico 1

En este estudio se observa que los problemas de salud bucodental más comunes entre los españoles son la placa bacteriana (36%), caries (33%), sangrado de encías (32%) y sensibilidad dental al frío o al calor (32%); además también advierte de que de estos problemas de salud, los españoles presentan en mayor porcentaje placa bacteriana, sangrado de encías y caries en comparación con el resto de países analizados.

En este informe, presentado por GSK con motivo del Congreso Mundial de Odontología, que se celebra en Madrid del 29 de agosto al 1 de septiembre, han participado más de 5.000 personas de cinco países del sur de Europa (Francia, España, Italia, Portugal y Grecia).

Si comparamos la presencia de problemas de salud bucodental con el resto de países, se observa que a España le sigue muy de cerca Italia (84%), Portugal (77%), Francia (76%) y Grecia (60%). Este último es el que menor incidencia presenta, donde hasta el 40% de los participantes comentaron no presentar problemas de salud bucal.

En cuanto a los problemas más comunes en el resto de países, en Francia los principales problemas son la placa bacteriana (31%), sangrado de encías y sensibilidad dental (23%); caries (20%), úlceras en la boca (20) y sensibilidad dental al frío o al calor (19%).

En Italia los principales problemas son la placa bacteriana y sensibilidad dental (32%); caries y sensibilidad dental al frío o al calor (28%) y sangrado de encías (23%). Para los portugueses el principal problema son las caries (26%); sensibilidad dental (24%), sensibilidad dental al frío o al calor (23%); la placa bacteriana (22%) y sangrado de encías (18%).

Finalmente, los griegos presentan mayor porcentaje de placa bacteriana (26%), sensibilidad dental al frío o al calor (20%); dolor de dientes (no proveniente de caries) (17%), sangrado de las encías (14%) y sensibilidad dental (11%).

SANGRADO DE LAS ENCÍAS, UN PROBLEMA COMÚN

Uno de los problemas más comunes en todos los países es el sangrado de las encías. Así, un 61 por ciento de los españoles han sufrido un episodio de sangrado de encías en el último año. De hecho, a más de la mitad de la población española le sangran las encías con frecuencia: al 22% le sucede varias veces a la semana y al 28%, varias veces al mes.

Gráfico 2

Tras España se encuentran: Francia (59%), donde un 7% de la población podría verse afectada siempre o muy frecuentemente por el sangrado de las encías; Portugal (58% y 6% respectivamente); Italia (53% y 4%, respectivamente) y Grecia (32% y 2%, respectivamente).

Respecto al perfil de personas que presentan problemas bucodentales, en la encuesta se observa que en España la incidencia es similar entre hombres y mujeres, aunque a ellas (55%) les afecta más que a ellos (45%). En cuanto a la edad media de las personas que sufren sangrado de encías habitual se sitúa en los 44 años.

SANGRADO DE ENCÍAS: LOS ESPAÑOLES, LOS QUE MENOS ACUDEN AL DENTISTA

Del mismo modo que se acude al médico ante una herida o zona sangrante en el cuerpo, el sangrado en las encías debería ser una señal de alarma para acudir al especialista. Sin embargo, es frecuente que este hecho, aunque se produzca frecuentemente, no preocupe a la población que lo considera un problema menor, sin ser consciente de que una encía sana no debe sangrar y, si lo hace, es porque algo no va bien.

Esta afirmación es corroborada por el estudio que muestra que, a pesar de la elevada incidencia del sangrado de encías, los españoles son la población que menos acude al dentista para buscar consejo sobre este problema. Solo visita al especialista un 54 por ciento frente al 64 por ciento de Portugal o el 65 por ciento de Grecia.

Además en el informe también valora si la población usa algún producto específico para tratar los problemas de encías y por países se observa que: En España, dos tercios de la población usa algún producto específico, en Italia un 74%, Portugal (71%), Francia (62%) y Grecia (42%).

No obstante, la población que los usa diariamente es limitada. En España tan solo el 14 por ciento lo hace cada vez que se lava los dientes, el mismo porcentaje que los franceses; muy de cerca la población italiana con un 15 por ciento de usuarios diarios, y, finalmente, portugueses y griegos, con un 17 por ciento de la población que afirma usar estos productos diariamente.

Los motivos por los que los españoles no usan una pasta de dientes para el sangrado de encías es el desconocimiento de la existencia de productos específicos para este problema, la falta de importancia que le confieren y la falta de información sobre sus beneficios.

En general, se observa que la población sigue la recomendación de los profesionales de la salud a la hora de usar determinados productos ya que, en España, el 79 por ciento de los encuestados usan el producto ya que se lo ha recomendado un profesional sanitario, concretamente, un 55 por ciento al dentista, un 30 por ciento al farmacéutico y un 9 por ciento al higienista.

Asimismo, se observa que España es el país del sur de Europa en el que más se confía en la farmacia para comprar los productos para la salud bucodental con un 72%. Le sigue, Grecia (53%), Italia (52%), Francia (51%) y Portugal (45%).

En este estudio aparecen pastas de dientes, como 'Parodontax', para abordar problemas de encías como el sangrado entre otras marcas del mercado. Además, cabe destacar que la fuente preferida para los españoles a la hora de elegir la pasta de dientes para tratar este tema es el dentista (55%) seguido del farmacéutico (30%), el higienista (15%) y por recomendación de familiares y amigos (14%).

Según Helen Tomlinson, la directora general de la división de consumo de GSK, "los resultados del estudio son muy importantes. Lo que vale la pena destacar es lo relativo al sangrado de las encías, donde la toma de conciencia de que este es un problema que puede y debe ser evitado, es relativamente bajo en España".

"El sangrado de las encías no tratado puede llevar a la periodontitis, que eventualmente puede causar la pérdida de los dientes, por lo tanto, esta es la razón por la que no debemos ignorar este problema. Es evidente, que una estrecha colaboración entre el dentista, el farmacéutico y el consumidor es necesario para cambiar esta estadística", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter