Contador

'La Visión de la Medicina Interna en la sanidad del s. XXI'

Las comorbilidades en pacientes ingresados han aumentado hasta un 16% en los últimos años

Publicado 23/11/2016 18:42:51CET

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las comorbilidades en pacientes ingresados han aumentado hasta un 16 por ciento en los últimos años, según ha puesto de manifiesto el informe 'La Visión de la Medicina Interna en la sanidad del s. XXI', realizado por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y presentado durante el Congreso Nacional que la organización celebra en Zaragoza los días 23-25 de noviembre.

Alrededor de 2.200 expertos se darán cita en este encuentro científico, reconocido de 'Interés Sanitario' por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el que se tratarán entre otros temas la atención a los pacientes crónicos y pluripatológicos, las alternativas a la hospitalización convencional, la atención a los pacientes con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (hipertensión, diabetes mellitus, dislipemias) y autoinmunes, o la atención a los pacientes en los últimos días de la vida.

Los procesos clave que atienden los internistas en la actualidad son: paciente agudamente enfermo hospitalizado, apoyo de consultoría a atención primaria u otras especialidades y atención al paciente crónico complejo. Para cada uno de estos procesos, la SEMI ha elaborado unos estándares de calidad para garantizar la mejor atención.

Así, por ejemplo, en el caso del paciente hospitalizado, se recomienda evitar estancias innecesarias, utilizar el ingreso como tiempo de educación sanitaria del paciente y dotar a las unidades de medicina interna de personal de enfermería suficiente, entre otras medidas.

Además, en la atención de los pacientes crónicos complejos, entre otras propuestas, se recomienda, por un lado, atender con prontitud las descompensaciones agudas, extender el uso de los sistemas de telemedicina para mejorar el control domiciliario y evitar consultas presenciales innecesarias.

Todas estas recomendaciones y estándares se tratarán en el marco del Congreso, así como los resultados del estudio 'RECALMIN' (REgistro y CALidad en Medicina INterna) en el que se analizan los datos asistenciales e indicadores de eficiencia, calidad y resultados en salud.

"'Recalmin' revela que las altas dadas por las Unidades de Medicina Interna (UMI) del Sistema Nacional de Salud han crecido un 11 por ciento durante el período 2007-2013, con una reducción del 12 por ciento en el promedio de duración de la estancia media y un progresivo envejecimiento de la población atendida, lo que debe valorarse como una relevante mejora, dado el perfil de pacientes más envejecidos y con mayor número de comorbilidades", ha informado el vicepresidente 1º de la SEMI, Antonio Zapatero.

Asimismo, el estudio ha detectado una relación entre la carga de enfermería y los resultados, al igual que ha identificado cierta asociación entre productividad médica y calidad. Por último, el estudio recomienda reconsiderar las supuestas ventajas de las Unidades de Corta Estancia analizando no sólo el desempeño aislado de estas unidades sino su repercusión sobre el conjunto del hospital.

Por su parte, 'RECALMIN 2' ha puesto de relieve (con datos de 2014, últimos disponibles) que no existen diferencias con significado clínico en los indicadores ajustados de mortalidad, lo que indica que la calidad asistencial es bastante uniforme en los servicios de Medicina Interna de los hospitales generales de agudos del SNS, a diferencia de lo que sucede con otras especialidades.

Finalmente, en el Congreso se presentará una comparativa de cómo ha evolucionado la Medicina Interna, comparando 2014 con 2007 (8 años) y que revela datos significativos como que la media de edad de los pacientes ingresados en 2014 es dos años superior a la de 2007.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter