Publicado 03/03/2022 18:22

¿Por qué 'vuelve' el mieloma múltiple?

Archivo - Mieloma múltiple.
Archivo - Mieloma múltiple. - MD ANDERSON CANCER CENTER MADRID - Archivo

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores de la Charité - Universitätsmedizin Berlin, el Instituto de Salud de Berlín de la Charité y el Centro Max Delbrück de Medicina Molecular (Alemania) ha demostrado que el aumento de la producción de una proteína específica disminuye la sensibilidad del mieloma múltiple al tratamiento.

El mieloma múltiple es un cáncer que afecta a las "células plasmáticas", un tipo de célula inmunitaria que se encuentra en la médula ósea. Este cáncer puede debilitar el sistema inmunitario, causar daños en los riñones y debilitar los huesos, lo que puede provocar fracturas.

Las tasas medias de supervivencia han mejorado considerablemente gracias a las nuevas opciones de tratamiento. Entre ellas se encuentran la lenalidomida y la pomalidomida, fármacos que a menudo consiguen forzar la remisión del cáncer.

Sin embargo, en casi todos los casos, el cáncer se vuelve cada vez menos susceptible a estos fármacos, lo que significa que desarrolla una resistencia a los mismos. Cuando el crecimiento del cáncer se reanuda a pesar del tratamiento, el pronóstico del paciente es malo.

Gracias a las últimas mejoras de un método conocido como proteómica, un equipo interdisciplinar de investigadores de Berlín pudo descifrar un mecanismo hasta ahora desconocido que puede provocar este tipo de recaídas.

"Pudimos demostrar que la producción de CDK6, un regulador del ciclo celular que promueve la división celular, es especialmente elevada una vez que el cáncer se ha vuelto resistente al tratamiento. Basándonos en nuestros datos, creemos que la inhibición de CDK6 podría representar un nuevo enfoque terapéutico en el mieloma múltiple recidivante", explica el profesor Jan Krönke, uno de los dos codirectores del estudio, que se ha publicado en la revista científica 'Nature Communications'.

A pesar de los amplios estudios de secuenciación del ADN, la resistencia al tratamiento en el mieloma múltiple sólo se ha vinculado en contadas ocasiones a cambios a nivel genético, como mutaciones o deleciones de genes.

"Esto sugiere que los cambios que tienen lugar dentro de la célula cancerosa y que explicarían esta recaída deben tener lugar a un nivel diferente. El potencial de crecimiento de las células cancerosas también puede estar sujeto a diversos medios de control a nivel de las proteínas. Aquí hemos observado este tipo de efecto en relación con la proteína CDK6", afirma el segundo codirector del estudio, Philipp Mertins.

Los investigadores emplearon la tecnología más avanzada de espectrometría de masas para establecer si los cambios a nivel de proteínas son responsables de que el cáncer se vuelva resistente al tratamiento. Utilizando muestras de pacientes con mieloma múltiple antes y después de la recaída, los investigadores pudieron cuantificar más de 6.000 proteínas diferentes.

Al comparar las células cancerosas recogidas antes y después de la recaída, los investigadores descubrieron que una serie de proteínas estaban presentes en concentraciones más altas o más bajas después de la recaída.

Mediante análisis estadísticos y bionformáticos, los investigadores pudieron rastrear la mayoría de estos efectos hasta una sola proteína: la quinasa dependiente de ciclina 6, o CDK6, una enzima que controla la entrada de la célula en la fase de división celular del ciclo celular.

Como primer paso, los investigadores utilizaron cultivos celulares para demostrar que la CDK6 desempeña un papel clave en el desarrollo de la resistencia al tratamiento en el mieloma múltiple. "Cuando aumentamos artificialmente la cantidad de CDK6 presente en el interior de las células de mieloma cultivadas, éstas perdieron su susceptibilidad a los fármacos lenalidomida y pomalidomida. Sin embargo, cuando añadimos también un inhibidor de la CDK6, los fármacos volvieron a ser eficaces y las células cancerosas murieron. Esto demuestra que la inhibición de CDK6 permite revertir, al menos parcialmente, la resistencia al tratamiento de las células del mieloma", apuntan los autores.

A continuación, los investigadores pudieron confirmar este efecto en un modelo animal, en el que la combinación de pomalidomida con un inhibidor de CDK6 mejoró significativamente las probabilidades de supervivencia.

"Estos datos sugieren que los pacientes con mieloma múltiple resistente al tratamiento también pueden beneficiarse de la adición de inhibidores de CDK6. Serán necesarios más estudios para comprobar esta hipótesis. Una ventaja es que algunos inhibidores de la CDK6 ya han sido autorizados para su uso en el tratamiento del cáncer de mama", remachan.