Publicado 30/12/2021 18:55

Por qué los vuelos espaciales son tan nocivos para el hígado

Archivo - Bruce McCandless durante el primer 'vuelo libre' espacial
Archivo - Bruce McCandless durante el primer 'vuelo libre' espacial - NASA - Archivo

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad de Tsukuba (Japón) realizado en ratones alerta de que un vuelo espacial causa efectos nocivos en el metabolismo del hígado, lo que indica la necesidad de compensar estos cambios con suplementos dietéticos durante los vuelos espaciales.

Al igual que otros habitantes de este planeta, los seres humanos han evolucionado para la vida en la Tierra, no para la vida en el espacio o en otro lugar. Durante los vuelos espaciales, el cuerpo humano se expone a un entorno nocivo, caracterizado por la nula o microgravedad y los altos niveles de radiación.

Así, el hígado se ve afectado por los vuelos espaciales más que cualquier otro órgano, pues su función crucial de neutralización de sustancias nocivas en el cuerpo significa que los vuelos espaciales suponen una exigencia muy alta para el órgano.

"Los factores de estrés ambiental, como la alta radiación y la microgravedad inducen un estado de estrés oxidativo", explica el profesor Iwao Ohtsu. "Para hacer frente a los compuestos reactivos de oxígeno y nitrógeno, el hígado utiliza sus limitados recursos, es decir, los compuestos antioxidantes que contienen azufre".

El equipo de investigación llevó a cabo novedosos experimentos para comparar los niveles de expresión génica del hígado entre ratones expuestos a la microgravedad, ratones expuestos a la gravedad simulada en la Estación Espacial Internacional y ratones a nivel del suelo en la Tierra.

Los ratones que viajaron al espacio y regresaron tenían una menor capacidad antioxidante porque tenían niveles más bajos de los compuestos que contienen azufre (por ejemplo, ergotioneína, cisteína y glutatión), que desempeñan un papel en la protección de las células mediante la reducción de los compuestos reactivos del oxígeno, lo que limita el daño de los radicales libres.

En general, muchos indicadores de estrés oxidativo eran evidentes en los hígados de estos ratones. Además, había una mayor expresión de genes relacionados con el estrés oxidativo y las vías del metabolismo del azufre (que agotan los niveles de compuestos antioxidantes que contienen azufre) en los ratones que habían estado expuestos al espacio.

Algunos efectos, sin embargo, solo se produjeron en los ratones expuestos a la microgravedad. "En consecuencia, pudimos identificar que algunos aspectos del metabolismo hepático alterado se contrarrestan con la exposición a la gravedad artificial, mientras que los causados por otros efectos ambientales podrían tratarse con soluciones alternativas, como la adición de suplementos dietéticos a la dieta de los astronautas", afirma el profesor Ohtsu.

Esta investigación no solo identifica los factores que podrían agravar la probabilidad de daños en el hígado, sino que, al aclarar el papel de vías metabólicas específicas, también demuestra el potencial de los fármacos o suplementos dietéticos existentes para tratar o prevenir dichos daños cuando los humanos se embarquen en una nueva era de exploración espacial.