Publicado 27/07/2021 15:05CET

Volver al país de origen en vacaciones es "vital" para el migrante, según una experta

Archivo - Universitat Abat Oliba De Barcelona
Archivo - Universitat Abat Oliba De Barcelona - UAO - Archivo

   BARCELONA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La profesora de Psicología de la Universitat Abat Oliba (UAO CEU) de Barcelona Salud Porras ha asegurado que para una persona migrante poder regresar al país de origen por vacaciones es una "necesidad vital" y que la imposibilidad de hacerlo puede ser vivida como un duelo.

   En un comunicado de la universidad este martes, ha asegurado que los periodos vacacionales largos, como los que ofrece el verano son fundamentales en el calendario de las personas que viven lejos de sus países de origen.

   La psicóloga ha afirmado que el impacto psicológico de no poder visitar la tierra de origen es diferente según el perfil de la persona migrante: "Aquellas personas que, al migrar, se adaptaron e integraron en el país de destino, de manera que redibujaron su identidad, sobrellevan mejor la distancia. Sin embargo, aquellos cuya identidad sigue firmemente sustentada por el apego a la tierra de origen, son los que están expuestos a un mayor sufrimiento".

   En este segundo caso, ha explicado la psicóloga, la privación de no poder acudir es vivida "como una gran pérdida, como un duelo", ya que ha considerado que el hecho de poder regresar un tiempo a su país de origen representa para ellos la gran motivación para trabajar el resto del año.

   Ha dicho que el coronavirus está generando un "agotamiento pandémico", que está dañando de manera muy significativa la salud mental de la población y en el contexto del duelo del migrante se agudiza.

   En las circunstancias actuales, ha dicho la experta, a la frustración se une la incertidumbre intensificada por la pandemia: La incertidumbre es "la madre de todas las ansiedades" y más en una sociedad que vive en la cultura del control como mecanismo para compensar la incertidumbre, ha dicho Porras.

   La psicóloga ha señalado que las personas que están en el entorno de migrantes que deberán pasar largo tiempos sin regresar a sus orígenes pueden adoptar una disposición de acompañamiento para aportar una "fuente de serenidad".