¿Cómo el virus del Ébola deshabilita las defensas?

Publicado 28/10/2019 7:16:35CET
Partículas del virus ébola
Partículas del virus ébola - NIAID/FLICKR - Archivo

   MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio realizado por investigadores de la rama médica de la Universidad de Texas en Galveston, publicado en la revista 'PLOS Pathogens', ha descubierto nueva información sobre por qué el virus del Ébola puede ejercer efectos tan catastróficos en la persona infectada.

   Han descrito por primera vez cómo el virus desactiva las células T, una línea importante de defensa inmune, lo que hace que la persona infectada sea menos capaz de combatir la infección.

   La enfermedad por el virus del Ébola es una de las enfermedades infecciosas más devastadoras que se sabe que existe, con brotes con altas tasas de mortalidad. La naturaleza particularmente agresiva del virus proviene de su capacidad para desarmar rápidamente el sistema inmunitario de la persona infectada al bloquear el desarrollo de una respuesta inmunitaria adaptativa específica del virus.

   Los glóbulos blancos son una parte importante de nuestro sistema inmunitario. La linfopenia ocurre cuando el recuento de células T de la sangre blanca en el torrente sanguíneo es más bajo de lo normal; de hecho, el grado de linfopenia es uno de los indicadores más fuertes de la gravedad de la infección por Ébola.

   "Las personas que sobreviven a una infección por Ébola pueden mantener sus niveles de células T durante el curso de la infección, mientras que los niveles bajos de células T se ven casi universalmente en las personas que fallecen --explica el autor principal Alex Bukreyev, un virólogo de UTMB en los departamentos de patología y microbiología e inmunología--. El problema es que nunca hemos entendido cómo ocurre este agotamiento de células T, por lo que nos propusimos responder esta pregunta".

   Usando la biología celular y los enfoques genéticos, los investigadores demostraron por primera vez cómo el virus Ébola puede unirse, ingresar e infectar las células T y lo que sucede después. Aunque el virus está confinado dentro de las células T infectadas, se estresan hasta el punto en que el cuerpo las destruye. Esto contribuye a la linfopenia que está relacionada con la gravedad de la enfermedad.

   "Con esta nueva información, estamos planeando investigar el papel de estos procesos en la muerte de los glóbulos blancos inducida por el Ébola, la inmunosupresión y el desarrollo de enfermedades en general", concluye Bukreyev.

Contador

Para leer más