El virus que casua el sida en los monos puede servir para crear una vacuna contra el VIH

Publicado 22/05/2019 18:07:11CET
NIAID, FLICKR CCBY2.0 - Archivo

   MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   Una proteína del virus de inmunodeficiencia de simio (SIV), que puede infectar a monos, se ha mostrado prometedora como un componente potencial de una vacuna contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), según un nuevo estudio realizado por científicos de Scripps Research en La Jolla (Estados Unidos).

   La SIV del chimpancé, que puede causar una enfermedad similar al SIDA en el huésped natural, es el virus que "saltó" a los humanos y se convirtió en VIH hace aproximadamente un siglo en África. La proteína de envoltura externa de SIV, denominada 'Env', comparte una estructura clave con 'Env' de VIH, lo que hace atractivo para ser un componente potencial de una futura vacuna contra la infección por el VIH.

   En el estudio , publicado en 'Cell Reports', los científicos descubrieron que la inoculación de ratones con proteínas Env de SIV provocaba anticuerpos que neutralizan la infección contra múltiples cepas de VIH.

   "Hemos demostrado aquí que se pueden usar formas de SIV que infectan a los chimpancés para estimular la producción de anticuerpos contra el VIH que infecta a los humanos. Es una estrategia simple pero inspiradora, que recuerda el uso del virus Cowpox para inmunizar contra el virus de la viruela hace más de 200 años, y debería ayudarnos a fabricar una vacuna contra el VIH", han dicho los expertos.

   A El enfoque tradicional para diseñar una vacuna viral es usar una versión debilitada o diseñada del virus como el "inmunógeno" que estimula al sistema inmunológico a producir anticuerpos protectores. Pero eso no funciona contra el VIH, ya que muta rápidamente sus estructuras más externas durante la infección, creando constantemente nuevas cepas o variantes que pueden evadir los anticuerpos producidos contra variantes anteriores.

   Como un enfoque alternativo, los expertos pretenden diseñar vacunas contra el VIH que centren la respuesta de los anticuerpos en las pocas partes verdaderamente vulnerables del virus. Estas estructuras virales vulnerables son tan importantes para la capacidad del VIH de infectar células y replicarse que varían en una cantidad limitada de una cepa a otra.

   Además, los anticuerpos que pueden unirse a estos epítopos tienden a tener formas inusuales y, esencialmente, son difíciles de producir para el sistema inmunológico, ya que se encuentran raramente en personas infectadas por el VIH e, incluso en estos casos, generalmente en niveles bajos.

   Los investigadores esperan superar esos obstáculos mediante el uso de una inyección primaria más una serie de inyecciones de refuerzo, todas con inmunógenos distintos, para forzar gradualmente la producción de anticuerpos que se unen fuertemente a epítopos ampliamente neutralizantes, al tiempo que minimizan la producción habitual de anticuerpos desperdiciados contra los sitios no vulnerables en el virus.

   Y es que, los expertos, usando ratones diseñados por colaboradores de la Universidad de Duke para que fueran capaces de producir los anticuerpos necesarios, mostraron que la inoculación con los trímeros de 'Env SIV', dos veces durante cuatro semanas, provocó la respuesta de anticuerpos deseada, estrechamente dirigida al VIH V2-Apex.

   Además, la respuesta de anticuerpos fue capaz de neutralizar varios aislados de VIH y la adición de una inoculación de refuerzo con el VIH 'Env' trímeros hizo que la respuesta neutralizadora del VIH fuera aún más amplia.

   El trímero de Env del SIV de los científicos ha sido aprobado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (NIAID) como una vacuna candidata contra el VIH, y el desarrollo de un proceso de fabricación a gran escala va a comenzar ahora. El equipo espera comenzar las pruebas de seguridad humana en los próximos años.