Publicado 16/03/2020 7:34:36 +01:00CET

Vinculan una variante genética y los malos resultados en el cáncer de próstata avanzado

Células cancerosas de próstata.
Células cancerosas de próstata. - PENN MEDICINE - Archivo

   MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los investigadores han comprobado que una variante genética relacionada con la testosterona --HSD3B1 (1245C)-- está asociada con una enfermedad más agresiva y una supervivencia más corta en hombres con cáncer de próstata metastásico, según un nuevo estudio dirigido por la Clínica Cleveland y publicado en la revista 'JAMA Oncology'.

   Este estudio, la primera validación de un ensayo clínico de la relación entre el estado de HSD3B1 y los resultados clínicos, sugiere que las pruebas genéticas para HSD3B1 (1245C) pueden ayudar a los médicos a identificar a los pacientes con mayor probabilidad de beneficiarse de un tratamiento adicional y más agresivo.

   Nima Sharifi, del Instituto de Investigación Lerner de Cleveland Clinic, y sus colegas analizaron retrospectivamente los datos de 475 participantes inscritos en un gran ensayo clínico nacional multicéntrico que prueba la eficacia de la terapia de privación de andrógenos (ADT) sola o en combinación con docetaxel en el cáncer de próstata.

   Compararon los resultados clínicos entre los hombres que portaban la variante y los que no y encontraron que la herencia HSD3B1 (1245C) se asocia con una progresión más rápida a la resistencia al tratamiento y una supervivencia general más corta en hombres con cáncer de próstata metastásico de bajo volumen, independientemente del uso de docetaxel.

   Curiosamente, la variante genética condujo a una supervivencia acortada a pesar de la administración de otras terapias después del desarrollo de resistencia al tratamiento "Estos hallazgos sientan las bases para tratamientos más personalizados y efectivos para el cáncer de próstata --explica el doctor Sharifi, autor principal del estudio--. Si los hombres portan esta anormalidad genética específica relacionada con la testosterona, podremos individualizar su terapia".

   Además, no se encontró que HSD3B1 (1245C) influyera en los resultados clínicos en hombres con cáncer de próstata de alto volumen. El doctor Sharifi señala que esto no es sorprendente, ya que estudios anteriores han demostrado que la progresión y la carga de la enfermedad son muy diferentes entre el cáncer de próstata de alto y bajo volumen.

   Tomados en conjunto, estos hallazgos sugieren que la presencia o ausencia de esta variante genética puede usarse para ayudar a identificar a los hombres con cáncer de próstata metastásico de bajo volumen con mayor riesgo de progresión rápida a resistencia al tratamiento y muerte prematura, un descubrimiento con implicaciones significativas para la atención clínica y asesoramiento genético.

   Una limitación del estudio fue la falta de diversidad debido a la población de pacientes inscritos en el ensayo clínico original y las frecuencias de variantes genéticas. Validar esta asociación con una población más diversa será una próxima línea de investigación importante.

   En 2013, el doctor Sharifi descubrió que la variante HSD3B1 (1245C) ayuda a las células de cáncer de próstata a evadir ADT, la primera línea de defensa contra la enfermedad. ADT funciona al cortar el suministro de células de andrógenos testiculares, hormonas que alimentan las células cancerosas para crecer y diseminarse.

   Mostró que en los hombres con el cambio genético, las células cancerosas se adaptan para producir sus propios andrógenos, lo que conduce al cáncer de próstata resistente al tratamiento. En 2017, recibió el Premio Nacional al Logro Clínico Top Ten del Foro de Investigación Clínica por sus descubrimientos que vinculan HSD3B1 (1245C) con malos resultados de cáncer de próstata.

   "Estos hallazgos representan una historia de investigación de siete años que comenzó en el banco de laboratorio y ahora ha llegado a la cama del paciente --destaca el doctor Sharifi--. Como el equipo ha demostrado aquí, la incorporación de pruebas genéticas en el cáncer de próstata como parte de la atención de rutina tiene un potencial significativo para mejorar el éxito del tratamiento y la calidad y duración de la vida de los hombres con cáncer de próstata que portan la variante HSD3B1 (1245C). Este trabajo es otro paso en esa dirección".

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Recomendaciones para asmáticos frente al coronavirus: ¿Cómo les afecta la enfermedad?

  2. 2

    Coronavirus| Directo: ATA teme una "glaciación" y dos meses "dramáticos" de paro si no se apoya "de verdad" a pymes

  3. 3

    España supera los 100.000 casos y las 9.000 muertes por coronavirus

  4. 4

    El coronavirus puede debutar como una conjuntivitis

  5. 5

    ¿Podemos comer los alimentos cuando les salen moho?