Publicado 26/04/2022 07:29

Vinculan las enfermedades mentales a las muertes por enfermedad cardiovascular

Archivo - Depression
Archivo - Depression - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SEMIH YOLACAN - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

En comparación con la población general, las personas con enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia, tienen niveles más altos de mortalidad relacionada con el sistema cardiovascular, y esa asociación se ha hecho más fuerte en las últimas décadas, según un nuevo estudio publicado en la revista 'PLOS Medicine'.

Investigaciones anteriores habían identificado una mayor incidencia y mortalidad por enfermedades cardiovasculares en personas con enfermedades mentales graves, pero no se sabía si esa asociación había cambiado con el tiempo.

El nuevo estudio, realizado por Amanda Lambert, de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), y sus colegas, consistió en una revisión sistémica y un metanálisis de 108 estudios anteriores que incluían a más de 30 millones de participantes de países de ingresos altos, todos ellos con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años al inicio del trastorno psiquiátrico.

El estudio descubrió que, en general, la tasa de mortalidad por causas cardiovasculares de las personas con enfermedades mentales graves es aproximadamente el doble que la de la población general. Las personas con esquizofrenia tienen un riesgo mayor que las que padecen trastorno bipolar, pero la disparidad existe en todos los tipos de enfermedad mental grave y en la mortalidad cerebrovascular y cardíaca.

Para las personas con esquizofrenia, la razón de riesgo/tasa combinada para la enfermedad coronaria fue de 1,8 en comparación con los controles y la razón de mortalidad estandarizada combinada para los accidentes cerebrovasculares fue de 1,93.

Tanto en el caso de la esquizofrenia como en el del trastorno bipolar, la asociación con la mortalidad relacionada con los trastornos cardiovasculares se intensificó entre los años 70 y los 2000. Por ejemplo, la razón de riesgo/tasa de mortalidad por enfermedad coronaria en personas con esquizofrenia en la década de 1990 en comparación con la década de 1980 fue de 1,61.

No fue posible explorar todos los posibles factores de confusión, como el tabaquismo y la obesidad, y también hubo una considerable heterogeneidad entre los estudios incluidos en el metanálisis. Se necesita más investigación para entender las razones del mayor riesgo de morbilidad y para evaluar por qué puede haber empeorado en las últimas décadas.

"El aumento del riesgo relativo de diagnóstico de ECV en las décadas más recientes puede ser el resultado de la disparidad en la prevalencia del tabaquismo entre las personas con SMI y la población general o del aumento del uso de antipsicóticos. Los cambios desde la década de 1990 coinciden aproximadamente con el lanzamiento de los nuevos antipsicóticos de segunda generación, que se sabe que tienen peores efectos metabólicos", dicen los autores.

"Nuestra revisión sistemática y meta-análisis de más de 100 estudios ha confirmado una fuerte asociación entre las enfermedades mentales graves y las enfermedades cardiovasculares, que se hizo más fuerte en las décadas de 1990 y 2000", concluye Lambert.