Publicado 15/06/2020 07:51CET

Vinculan la depresión materna a mayor riesgo de conducta en los hijos

Mujer, triste, depresión. La menopausia precoz afecta a mujeres por debajo de los 40 años
Mujer, triste, depresión. La menopausia precoz afecta a mujeres por debajo de los 40 años - PIXABAY/PUBLIC DOMAIN PICTURES - Archivo

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los hijos de madres con depresión a largo plazo tienen un mayor riesgo de problemas de conducta y desarrollo deficiente, según una nueva investigación que publica el 'Journal of Paediatric and Perinatal Epidemiology'.

   Investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, analizaron los niveles de depresión en 892 madres y el desarrollo y el comportamiento de 978 niños, utilizando datos del Estudio Longitudinal Australiano sobre Salud de la Mujer.

   Compararon la depresión materna antes, durante y después del embarazo, y encontraron que la duración era más influyente que el tiempo.

   La investigadora doctora Katrina Moss explica que el estudio encontró que una de cada cinco mujeres experimentó depresión una vez, mientras que el 11 por ciento experimentó una recurrencia. "Cuanto más tiempo sufre una madre la depresión materna, peores son los resultados para el niño", asegura.

   "Las madres pueden preocuparse de que si han estado deprimidas durante el embarazo, es demasiado tarde para hacer algo al respecto, pero reducir los síntomas depresivos en cualquier etapa es mejor para ellos y sus hijos --reconoce-- pero cuanto antes podamos detectar y tratar eficazmente la depresión materna, mayores serán nuestras posibilidades de mejorar los resultados".

   La doctora sugiere que la detección de la depresión podría comenzar cuando las parejas comienzan a planificar un embarazo y continúan durante el período perinatal y la primera infancia.

   "La depresión materna es un desafío importante para las mujeres, las familias y las comunidades, y debemos cuidar mejor a las mujeres en los momentos clave de sus vidas", apunta.

   La experta recomienda que las mujeres que sufren depresión deberían visitar a su médico de cabecera y utilizar recursos de apoyo para padres de organizaciones especializadas.