Actualizado 08/07/2010 19:22 CET

La victoria de España puede hacer que las personas con baja autoestima "brillen por la gloria de otros", según psicólogo

Un buen resultado puede ser positivo para que las personas que hayan perdido su empleo recuperen la autoestima

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las victorias cosechadas por la selección española de fútbol en el Mundial de Sudáfrica pueden favorecer que las personas con baja autoestima o bajas de moral experimenten un fenómeno denominado "brillar por la gloria de otros", por el cual se hace propio el éxito del grupo, en este caso representado por los futbolistas de la selección, según afirma el presidente del Colegio de Psicólogos de Madrid, Fernando Chacón.

En declaraciones a Europa Press, Chacón explica que este efecto es, en la mayoría de los casos, "transitorio" y suele manifestarse en personas que no sufren cuadros clínicos de depresión ni están bajo medicación por trastornos psicológicos, ya que en estos casos "el paciente suele estar despegado de la realidad y la victoria o no de España no afecta a su estado de ánimo".

Sin embargo, "sí que puede ser positivo para las personas que, por ejemplo, hayan perdido su empleo y se encuentren con un trastorno en el estado de ánimo ya que los partidos de fútbol de España son eventos que afectan a toda la colectividad, incrementan el sentimiento de afiliación y de sentirse miembro del mismo grupo, un factor importante para elevar la autoestima", comenta Chacón.

ELEMENTO DE COHESIÓN SOCIAL

Además, indica, "la gente utiliza los partidos como un elemento de cohesión social: los jóvenes se reúnen y van a verlo al Santiago Bernabéu; los mayores se reúnen en casa con amigos y todos se alegran al mismo tiempo, por lo que ya no es sólo el éxito en si mismo, sino la forma en la que uno lo vive".

Por el otro lado, si España pierde la final del Mundial de Fútbol, el presidente de los psicólogos madrileños vaticina que "la gente se va a sentir orgullosa en cualquier caso, porque nunca se ha llegado hasta donde está ahora la selección; por eso aunque se pierda el efecto de la derrota no va a ser tan importante".

"En ese momento la gente se desanimará un poco, pero luego verá que nunca antes España ha sido subcampeona del mundo y se alegrará por eso; además habrá recepciones masivas y actividad social aunque se pierda, por lo que seguirá considerándose como un triunfo", asegura Chacón.