Una vía de señalización lipídica mejora la inmunoterapia de las células T

Publicado 20/08/2019 11:23:33CET

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores de la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC), en Estados Unidos, han descubierto que la disminución de los niveles de esfingosina 1-fosfato (S1P), un lípido generado por la esfingosina quinasa 1 (SphK1), aumenta el mantenimiento de un fenotipo de célula T similar a la memoria central (Tcm) que puede matar células no deseadas, lo que ayuda a mejorar la inmunoterapia mediada por células T reduciendo el tamaño del tumor y su mortalidad.

El estudio, publicado en 'Cell Reports', se ha desarrollado con el objetivo de examinar el papel de 'S1P' en la regulación de la diferenciación de células T. Para ello, el equipo inhibió genéticamente y a través de un fármaco la función de 'SphK1'.

De este modo, pudieron observar que este bloqueo redujo los niveles de 'S1P', llevando a un fenotipo 'Tcm' que permitió reducir el tamaño de los tumores y disminuir la mortalidad en modelos de cáncer preclínico. Esto ocurre porque esta vía de señalización lipídica permite que las células T sean más activas para matar los tumores.

Tras este hallazgo elaboraron el mecanismo de acción. Así, los expertos han explicado que la disminución de los niveles de 'S1P' aumentó la actividad de un factor de transcripción que activa genes asociados con el fenotipo de memoria. Esta pérdida asimismo produjo una reducción de la actividad del receptor activado por proliferador peroxisoma (PPAR), que regulan el metabolismo lipídico, lo que condujo a un aumento en la utilización de lípidos para la producción de energía. Esto conllevó al fenotipo 'Tcm', que regula las células T.

Hasta ahora los tratamientos convencionales contra el cáncer se han centrado en la quimioterapia, que además de matar las células cancerosas afecta a las inmunitarias. En este sentido, este nuevo abordaje permite que las células del sistema inmunitario permanezcan intactas para actuar frente a los tumores. Además, el estudio ha puesto de relieve que una combinación del fármaco 'PD1' y compuestos que inhiben 'SphK1' supone una terapia eficaz en el tratamiento del cáncer.

Las células cancerígenas presentan niveles elevados de 'S1P', lo que les permite sobrevivir mejor, ya que reducen la capacidad de las células T para atacar a las mismas. No obstante, el trabajo ha sugerido que el agotamiento de 'S1P' funciona tanto inhibiendo la supervivencia de las células cancerosas como promoviendo la actividad de las células T.

"Este trabajo allana el camino para calibrar la inmunoterapia de células T para el cáncer mediante la amortiguación de la acumulación de 'S1P'", ha concluido Besim Ogretmen, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de MUSC y co-autor del estudio, quien ha añadido que el siguiente paso se basa en validar esta vía en varios modelos de cáncer preclínico. Además, han puesto de relieve que esta vía podría ayudar a modular enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, el lupus o la colitis.

Para leer más