Actualizado 10/03/2021 14:29 CET

Las variantes de COVID-19 son la "próxima nueva frontera", las de Sudáfrica y Brasil son las mas preocupantes

Archivo - 3D illustration, coronavirus, covid-19
Archivo - 3D illustration, coronavirus, covid-19 - MAKSIM TKACHENKO - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Están apareciendo variantes del coronavirus en diferentes partes del mundo, muchas de las cuales se propagan con una velocidad alarmante, lo que lleva señalar a Adam Godzik, profesor de ciencias biomédicas en la Facultad de Medicina de UC Riverside y miembro del equipo de investigación que descubrió la variante sudafricana, que "las nuevas variantes de COVID-19 son la próxima nueva frontera" en la pandemia y, añade, las "más preocupantes" son las variantes de Sudáfrica y Brasil.

"Tienen mutaciones que las hacen resistentes a los anticuerpos que generamos con las vacunas existentes. Se cree comúnmente que estamos en una carrera reñida: a menos que vacunemos a las personas rápidamente y aplastemos la pandemia, las variantes dominarían hasta el punto de que todas nuestras vacunas COVID-19 serían ineficaces", añade.

Godzik y Arghavan Alisoltani-Dehkordi, un investigador postdoctoral que se unió a su laboratorio hace dos años, ayudaron a caracterizar la nueva variante de sudáfrica proporcionando su estructura de proteína de pico utilizando simulaciones por computadora.

Alisoltani-Dehkordi, quien fue becaria postdoctoral en la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica antes de unirse a la UCR, mencionó que los equipos de investigación de la Universidad de KwaZulu-Natal en Sudáfrica y la Universidad de Ciudad del Cabo descubrieron el nuevo linaje, o variante: del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, de muestras recolectadas entre el 15 de octubre y el 25 de noviembre de 2020 en tres provincias sudafricanas. A principios de noviembre, esta variante se convirtió rápidamente en la variante dominante en muestras de dos provincias.

"Cada variante del SARS-CoV-2 tiene mutaciones específicas que la definen. El profesor Godzik y yo utilizamos modelos informáticos para sugerir posibles consecuencias estructurales y funcionales de las mutaciones de la proteína de pico en el linaje SA. Nuestro análisis, confirmado también por varios otros grupos de investigación, muestra que algunas de las mutaciones pueden resultar en una mayor transmisibilidad del virus. y una respuesta inmune más débil", señala Alisoltani-Dehkordi, quien han presentado los resultados del estudio en 'Nature'.

La variante sudafricana (SA) se ha detectado en al menos 40 países, incluido Estados Unidos. "Esta variante probablemente se está extendiendo en áreas donde no se ha secuenciado y, por lo tanto, no es identificable. En Estados Unidos, la secuenciación es todavía un proceso lento. En muchas partes del país, incluido Riverside, no tenemos información alguna sobre variantes", ha añadido Godzik.

La investigación inicial sobre la variante sudafricana sugirió que podría ser resistente a los anticuerpos, lo que podría reducir la eficacia de las vacunas. "Fue entonces cuando recibió un alto nivel de interés. Investigaciones posteriores confirmaron que es resistente a las vacunas y se está propagando. Sin embargo, Sudáfrica está haciendo un buen trabajo al controlar la variante mediante la cuarentena y otras medidas", añade.

Todas las variantes de SARS-CoV-2 que han surgido recientemente y que son motivo de preocupación en el Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y California muestran firmas mutacionales comunes. Pero cada una de estas variantes también tiene un conjunto único de mutaciones. Por ejemplo, las variantes SA y Brasil tienen dos mutaciones únicas en las proteínas de pico K417N y E484K, respectivamente.

"Nuestros hallazgos preliminares indican que algunas de las mutaciones de pico pueden estar asociadas con una mayor transmisibilidad de la variante SA. Sin embargo, aún no se ha determinado el significado total del pico y otras mutaciones del genoma en este nuevo linaje. Es necesario enfatizar que no tenemos suficiente evidencia que confirme la mayor progresión de la enfermedad, gravedad o tasa de mortalidad asociada con el SA linaje en comparación con otros linajes", explican los investigadores.

Pero la alta transmisibilidad y la divergencia inusual del linaje SA y otros linajes surgidos recientemente en comparación con el tipo salvaje crea una gran demanda para la vigilancia sistemática de las cepas del SARS-CoV-2 y la detección temprana de variantes antes de que se conviertan en brotes. Godzik explica que no existe un solo virus COVID-19. En cambio, existe una población de virus que evoluciona constantemente. Las variantes, que también evolucionan, adquieren mutaciones y pueden sufrir un escape viral en cualquier momento.

"Es difícil decir que solo hay una variante de SA. Una forma de entender esto es imaginar que esta variante es la rama principal de un árbol, que tiene muchas ramas más pequeñas. Algunas de estas más pequeñas pueden crecer más rápido que otras y asumir más importancia. Este proceso dinámico es difícil de predecir", ha añadido Godzik, quien predice que la COVID-19 "será una presencia constante en nuestras vidas, al igual que la gripe".

"Se necesitan seis meses para desarrollar una vacuna contra la influenza. Los modelos predicen la evolución del virus de la gripe y las vacunas se producen antes de que aparezcan las variantes. Si las predicciones son buenas, las vacunas funcionan. Si fallan, se produce una temporada de gripe intensa. Así es como es probable que se comporte COVID-19. Se invertirá mucho esfuerzo en predecir lo que sucederá el año siguiente, luego se actualizarán las vacunas y la gente necesitará una vacuna de refuerzo", concluye.