Publicado 04/05/2022 12:39

La variante XE de Ómicron apenas circula en España, donde sigue dominando el linaje BA.2

Archivo - Variante Omicron COVID-19, ilustración 3d. Vista microscópica del coronavirus en la célula. Concepto de virología científica, peligro, investigación de vacunas, mutación del virus corona y noticias sobre la pandemia COVID19.
Archivo - Variante Omicron COVID-19, ilustración 3d. Vista microscópica del coronavirus en la célula. Concepto de virología científica, peligro, investigación de vacunas, mutación del virus corona y noticias sobre la pandemia COVID19. - SCALIGER/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Las variantes de mayor impacto para la salud pública, la más transmisibles, sigue siendo la variante Ómicron, que supone un porcentaje de 100% de la muestras analizadas; y entre los distintos linajes de esta variante, BA.2 se sitúa como el más frecuente, mientras que XE apenas circula por España.

Estos datos se desprenden de la última 'Actualización de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2 en España', publicado este miércoles por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, que de acuerdo con los datos de secuenciación asociados a muestreos aleatorios, señala que el resto de variantes del virus -incluida la variante Delta- se mantienen en niveles muy bajos de circulación.

Así, en las últimas cuatro semanas analizadas las otras variantes, en conjunto, alcanzan el 0,2% del total. Mientras que los nuevos linajes de Omicron, el linaje recombinante XE y el linaje BA.5, de los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido mantenerse alerta, se encuentran en niveles inferiores al 2%.

Por otro lado, advierten de que en las últimas 4 semanas analizadas, de las 1.243 muestras aleatorias secuenciadas, 3 corresponde a linajes diferentes a los de Ómicron, incluyendo Delta.

LINAJE RECOMBINANTE XE Y EL LINAJE BA.5

La variante Ómicron comprende cinco linajes (BA.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5) y los sublinajes derivados de éstos. Esta variante presenta un alto número de mutaciones, algunas de las cuales estaban presentes en variantes ya detectadas previamente y varias que se han relacionado con un aumento de la transmisibilidad o con un cierto grado de escape a la respuesta inmune.

Entre las mutaciones descritas para los linajes BA.1, BA.3, BA.4 y BA.5 se encuentra la deleción 60-70, que produce el fallo de la amplificación del gen S con algunas técnicas de PCR. Esta mutación no está presente en el linaje BA.2. Es considerada como variante de preocupación para la salud pública (VOC, por sus siglas en inglés) por parte de la OMS, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y el Comité Técnico Coordinador de la Red Nacional de Laboratorios de Secuenciación de SARS-CoV-2 (RELECOV).

BA.1 fue el linaje mayoritario durante la primera fase de expansión y, por tanto, las características descritas para la variante se corresponden con las de este linaje. BA.2, que presenta numerosas diferencias respecto a BA.1, ha ido aumentando hasta convertirse en el linaje predominante a nivel global. "No se han encontrado diferencias en el riesgo de hospitalización o en la efectividad de las vacunas entre ambos linajes", advierte el informe.

Por otro lado, explican que los primeros estudios 'in vitro' indican que la infección previa por BA.1 podría ofrecer un grado de protección menor frente a BA.4 y BA.5 que el observado frente a BA.2. En el momento actual circulan también varios linajes recombinantes que combinan en su genoma fragmentos de otros linajes de las variantes Delta y Ómicron o de diferentes linajes de Ómicron.

Entre ellos destaca el linaje XE, recombinante de BA.1 y BA.2 que comparte el gen de la espícula con este último y que, de acuerdo con los últimos informes de Reino Unido, crece en las últimas semanas a un ritmo superior al de BA.2.

Contador