Actualizado 06/10/2010 13:28:46 +00:00 CET

Vacunar de la gripe a partir de los 60 años evitaría unas 4.000 muertes anuales en España

ancianos por la calle
EP

Aseguran que hay un 40 por ciento de la población de estas edades que no acude a vacunarse

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) reclama que se rebaje la edad de vacunación frente a la gripe hasta los 60 años, "con independencia de que tengan o no factores de riesgo", ya que así se podrían evitar unas 4.000 muertes anuales relacionadas con esta enfermedad.

Cada año se producen en España unos 3.000 fallecimientos relacionados directamente con este virus y otros 5.000 de personas con enfermedades subyacentes que se vieron agravadas por la gripe. El 95 por ciento de estas muertes son de personas de mayores de 60 años, de ahí que la SEGG insista en proteger a partir de esta edad y no de los 65 años, como se hace en la mayoría de comunidades.

De hecho, tan sólo Cataluña, Madrid y Murcia han decidido recomendar la vacunación a partir de los 60 años para esta temporada, cuando en otros países si que se está indicando "a edades cada vez más tempranas", como en Estados Unidos, donde se recomienda desde los 50 años, ha explicado el doctor Luis Salleras, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Barcelona, que colabora como asesor externo del grupo de vacunas de la SEGG.

Según este experto, aunque "la vacuna no protege al 100%", permite reducir en un 50 por ciento la tasa de mortalidad por todas las causas de la gripe, al tiempo que también se reduce la hospitalización hasta en un 30 por ciento.

Sin embargo, pese a estos beneficios, el porcentaje de personas de más de 60 años que no se vacuna en España sigue siendo alto y ronda el 40 por ciento en función de las comunidades y de si estas personas están ingresadas en residencias o presentan alguna patología que aumente su riesgo.

"A veces pensamos que estamos vacunando a mucha gente pero, aunque un 60 por ciento es mucho, el 40 por ciento restante que no se vacuna también lo es", ha alertado el presidente de la SEGG, Pedro Gil.

Además, Gil ha reconocido que el porcentaje de vacunación de los profesionales sanitarios es igualmente bajo, de entre un 15 y 20 por ciento, pese a que son igualmente un grupo de riesgo al estar en contacto directo con enfermos a los que pueden contagiar el virus.

La inmunización es algo mayor en los profesionales que trabajan en residencias o centros geriátricos pero igualmente "pobre", según reconoce el doctor Primitivo Ramos, coordinador médicos asistencial del Servicio Regional de Bienestar Social de la Comunidad de Madrid.

LOS MÉDICOS, EL "PUNTO NEGRO" DE LA VACUNACIÓN

Para Ramos, este problema es "uno de los puntos negros" de la vacunación ya que "los médicos no adoptamos los mensajes que se les da a la población".

Igualmente, la SEGG propone que se aproveche la campaña de la gripe para vacunar frente al neumococo a partir de los 60 años, ya que la enfermedad neumocócica es "un importante problema de salud" a estas edades ya que incluye patologías como la neumonía, la meningitis y la septicemia.

Aunque esta vacuna se puede poner durante todo el año, Primitivo Ramos reconoce que "si se asocia con la vacuna de la gripe puede mejorar la captación de los ciudadanos".