Actualizado 06/06/2011 15:56 CET

La vacunación es la herramienta más eficaz para el control de la alergia

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La administración de vacunas para la alergia constituye la herramienta más eficaz para el control de la enfermedad, según señalan los expertos reunidos en la clausura de las XX Sesiones Interhospitalarias de la Sociedad Madrid Castilla La Mancha de Alergología e Inmunología Clínica, celebrada en Sigüenza.

La inmunoterapia o vacunación antialérgica consigue detener la progresión de la enfermedad y cuanto antes se aplique mayor es su eficacia contra los alérgenos. En concreto, la inmunoterapia es eficaz contra enfermedades alérgicas respiratorias como el asma, la rinitis, la conjuntivitis y la alergia a veneno de himenópteros -avispas y abejas-, y se está estudiando las posibles aplicaciones para la alergia a alimentos, una de las enfermedades alérgicas que más se han incrementado en los últimos años.

"Es fundamental que el alergólogo identifique precozmente la sustancia que provoca la reacción en el paciente con el fin de instaurar la vacuna lo antes posible en los casos indicados y optimizar al máximo su eficacia terapéutica. En España aproximadamente el 60 por ciento de los pacientes alérgicos podrían beneficiarse de esta terapia", detalla el alergólogo del Hospital de Guadalajara y miembro del Comité de Inmunoterapia de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), Juan Mª Beitia.

Una adecuada inmunoterapia va ligada a cuatro factores: selección del paciente, vacunas de calidad, dosis óptima y adecuada duración del tratamiento. "Si la vacuna se administra correctamente, está perfectamente identificado el agente causante de la alergia, establecidas las dosis necesarias, el tiempo adecuado y el paciente sigue adecuadamente el tratamiento prescrito por el alergólogo, podemos hablar de la desaparición completa de los síntomas de la patología alérgica" indica Beitia.