Publicado 20/07/2020 8:29:33 +02:00CET

Urólogos advierten de que la cantidad de pornografía consumida se relaciona con una peor función eréctil

Dark web, ciberseguridad
Dark web, ciberseguridad - PIXABAY - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio internacional ha demostrado que la cantidad de pornografía que ve un hombre está relacionada con una peor función eréctil. Ver pornografía también se asocia con una mayor insatisfacción con el sexo "normal", ya que solo el 65% de los encuestados calificaron el sexo con una pareja como más estimulante que la pornografía, según una investigación que se presenta en el 35º Congreso anual de la Asociación Europea de Urología (EAU).

La pornografía ha estado cada vez más disponible en Internet desde alrededor de 2007. Esto ha llevado a una rápida utilización, pero hay poca información sobre cómo el uso creciente de pornografía podría afectar la función eréctil.

Investigadores de Bélgica, Dinamarca y el Reino Unido establecieron un cuestionario en línea que se publicitó principalmente a hombres en Bélgica y Dinamarca a través de las redes sociales, carteles y octavillas. Un total de 3.267 hombres respondieron a las 118 preguntas sobre la masturbación, la frecuencia de ver pornografía y la actividad sexual con parejas.

El cuestionario se concentró en hombres que habían tenido relaciones sexuales en las 4 semanas anteriores, lo que permitió al equipo relacionar el efecto de ver pornografía en la actividad sexual. El cuestionario incorporó preguntas de la función eréctil estándar y encuestas de salud sexual.

El investigador principal, profesor Gunter de Win, de la Universidad de Amberes y el Hospital Universitario de Amberes, explica que se produjo una gran variedad de respuestas. "En nuestra muestra, los hombres miran bastante pornografía, en promedio alrededor de 70 minutos por semana, normalmente entre 5 y 15 minutos por vez, y obviamente algunos miran muy poco y otros mucho, mucho más", relata.

También encontraron que alrededor del 23% de los hombres menores de 35 años que respondieron a la encuesta tenían algún nivel de disfunción eréctil cuando tenían relaciones sexuales con una pareja.

Esta cifra fue más alta de lo que esperábamos --admite el profesor De Win--. Descubrimos que había una relación muy significativa entre el tiempo dedicado a ver pornografía y el aumento de la dificultad con la función eréctil con una pareja, como indican la función eréctil y las puntuaciones de salud sexual. Las personas que ven más pornografía también obtuvieron una puntuación alta en las escalas de adicción al porno".

Los investigadores ahora necesitan entender qué significa y qué no significa este trabajo. "Es un cuestionario en lugar de un ensayo clínico, y podría ser que las personas que respondieron no son completamente representativas de toda la población masculina --reconoce De Win--, peo el trabajo fue diseñado para descubrir cualquier relación entre el porno y la disfunción eréctil, y dado el gran tamaño de la muestra, podemos estar bastante seguros de los hallazgos".

El estudio revela que el 90% de los hombres avanzan la película rápidamente para ver las escenas pornográficas más excitantes. "No hay duda de que el porno condiciona la forma en que vemos el sexo. En nuestra encuesta, solo el 65% de los hombres sintió que el sexo con una pareja era más emocionante que mirar porno --apunta--. Además, el 20% sintió que necesitaban ver pornografía más extrema para obtener el mismo nivel de excitación que antes. Creemos que los problemas de disfunción eréctil asociados con la pornografía se derivan de esta falta de excitación".

El siguiente paso en esta investigación es identificar qué factores conducen a la disfunción eréctil y realizar un estudio similar sobre los efectos de la pornografía en las mujeres. "Mientras tanto, creemos que los médicos que se ocupan de la disfunción eréctil también deberían preguntar sobre el consumo de pornografía", sugiere.

El profesor Maarten Albersen, de la Universidad de Lovaina (Bélgica), que no participó en el estudio destaca su importancia. "En general, plantea ideas interesantes sobre el hecho de que el consumo de pornografía por parte de los hombres puede conducir a una función eréctil deteriorada y / o satisfacción sexual o confianza durante el sexo en pareja y contribuye a un debate sobre el tema. Los expertos han destacado que la pornografía puede tener efectos tanto positivos como negativos y, por ejemplo, podría usarse como una ayuda en el tratamiento de las disfunciones sexuales", añade.

Contador