La Universidad Alfonso X el Sabio inviste doctor Honoris Causa al cardiólogo Valentín Fuster

El doctor Valentín Fuster, doctor Honoris Causa por la U. Alfonso X el Sabio
UNIVERSIDAD ALFONSO X EL SABIO
Publicado 29/10/2018 17:20:50CET

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Alfonso X el Sabio ha investido, de manos del doctor Enrique Asín Cardiel, que ejerció de padrino, como doctor Honoris Causa al cardiólogo Valentín Fuster.

Durante la investidura, el doctor Asín ha elogiado los méritos de Fuster como científico y divulgador, además de sus valores personales, como la "humildad" y su capacidad para "infundir entusiasmo en sus colaboradores", a la vez que por "el pensamiento reflexivo, la ambición investigadora y la creatividad".

En cuanto a su faceta investigadora, el padrino de Fuester ha destacado sus trabajos "para atajar el infarto de miocardio y el ictus cerebral". Lo ha calificado de "líder de opinión", que también se caracteriza por su "empatía con el paciente, poniendo en valor las relaciones médico-paciente".

Tras ser nombrado Honoris Causa, Fuster ha pronunciado un discurso en el que ha reivindicado las 'tres M': mentoría, método y moral. Según ha indiacdo, son "las tres claves para tomar decisiones correctas en la vida" y se definió como una persona afortunada al haber tenido la suerte de tener "gente que le ha asesorado".

"La decisión de los mentores es fundamental, soy el resultado de la mentoría. He tenido la suerte de conocerlos y hacer caso de sus consejos", ha indicado el cardiólogo. Sus mentores fueron, según ha especificado, el doctor Pedro Farreras, quien le animó a estudiar Medicina y por el que se dedicó a la Cardiología tras fallecer a los 49 años víctima de un infarto, a raíz del que surgieron otros maestros que le impulsaron a formarse en grandes centros de investigación de Europa y Estados Unidos.

En referencia al método, una muestra es la rutina que sigue Fuster a rajatabla de volar cada semana de Nueva York a Madrid para acudir al Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) que codirige junto al Instituto Cardiovascular del Hospital Mount Sinaí. "La gente me dice que estoy loco, pero es mi forma de funcionar. Tengo un método muy estricto, si tengo una conferencia cada semana a la misma hora, la mantengo pase lo que pase", ha dicho.

Por último, en cuanto a la moral, Fuster se ha referido a su familia "como el gran pilar que le enseñó a acometer su labor por y para la sociedad". Sin esa "moral aprendida en el hogar hubiese sido difícil estar implicado en tantos proyectos que tienen como único fin luchar por un bien común", ha asegurado.

'BARRIO SÉSAMO' Y PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Por su parte, el rector de la Universidad Alfonso X el Sabio, José Domínguez de Posada, ha querido señalar el papel de asesoría científica que realizó el doctor Fuster en el espacio infantil 'Barrio Sésamo'.

"Seguro que algunos de ustedes recuerda los guiños que se hacían en la serie infantil Barrio Sésamo a la tan necesaria promoción de la salud. Unos sabios consejos detrás de los que estaba el doctor Fuster, en calidad de asesor científico del espacio televisivo. Es tan sólo un ejemplo de hasta qué punto han tenido especial repercusión los consejos del promotor de la salud por antonomasia", ha indicado Domínguez de Posada.

El presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio, Jesús Núñez Velázquez, ha hecho alusión al premio Príncipe de Asturias a la Investigación que recibió Fuster en 1996 por su labor investigadora sobre el origen de los accidentes cardiovasculares.

Contador