Actualizado 20/11/2012 15:09 CET

Las úlceras por presión se pueden prevenir en un 95% de casos, una patología para la que ya se usan células madre

Javier Soldevilla
Europa Press/Archivo

SEVILLA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las úlceras por presión se podrían evitar en el 95 por ciento de los casos siguiendo sencillos consejos de prevención, según las conclusiones dadas a conocer este martes del 'IX Simposio Nacional sobre Úlceras por Presión y Heridas Crónicas', que acogió Sevilla la pasada semana, y en las que también se recoge un "futuro terapéutico muy alentador", gracias a investigaciones recientes en España sobre uso de células madre para tratar estas heridas crónicas, "lo que permitirá acortar tiempos y sufrimiento a estos pacientes".

De hecho, el presidente del comité organizador y científico de este simposio, Javier Soldevilla, ya ha detallado en declaraciones a Europa Press que las úlceras por presión y los problemas crónicos derivados de las mismas "ya suponen, con estimaciones claramente a la baja, un coste superior a los 600 millones anuales". Para este experto, dicho problema "se podría evitar en el 95 por ciento de los casos sólo con prevención".

Así, ha aludido a la "progresión geométrica" registrada en los últimos años que hace que este problema alcance ya a diario a unas 100.000 personas en España, por lo que ha apostado por seguir sencillas pauta preventivas, "como llevar a cabo cambios de postura y utilizar superficies especiales para el manejo de la presión, lo que atajaría así los problemas de salud derivados la inmovilidad".

Del mismo modo, ha apostado por aumentar los cuidados de la piel "sobre todo protegiéndola de la humedad", así como extremar "los cuidados nutricionales en estos enfermos".

Otra de las conclusiones recogidas en este simposio es la relativa a las redes sociales y su papel activo para abrir a ciudadanos, pacientes y familiares la realidad sobre las úlceras por presión, "hasta fechas muy recientes invisibles por la creencia de que eran procesos inevitables y banales".

Del mismo modo, los ponentes han puesto el acento en las repercusiones legales relacionadas con la no prevención de las úlceras por presión o un inadecuado tratamiento, y la "responsabilidad inequívoca" de profesionales e instituciones sanitarias.

Otro punto de consenso ha sido la necesidad de llevar a cabo un abordaje "enteramente multidisciplinar" en la prevención y tratamiento de las heridas crónicas; que las investigadores del Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Ulceras por Presión y Heridas Crónicas suponen un nuevo marco conceptual sobre la etiología de las úlceras por presión que facilitará un enfoque más preventivo y terapéutico en el futuro inmediato, y que es necesario más inversión.