Publicado 10/11/2020 13:05CET

UBU, HUBU, Atención Primaria y el doctor García Sastre, del Monte Sinaí, inician una investigación sobre la Covid-19

VALLADOLID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Burgos (UBU), el Hospital Universidad de Burgos (HUBU), Atención Primaria de Burgos y el grupo del virólogo burgalés Adolfo García Sastre del Hospital Monte Sinaí de Nueva York han acordado llevar a cabo un amplio proyecto de investigación, que implicará la colección y seguimiento de muestras procedentes de la población burgalesa para su estudio virológico, inmunológico y genético en relación con la COVID-19.

Este proyecto colaborativo de investigación surge en el marco de la relación que mantiene la Universidad de Burgos con el doctor Adolfo García-Sastre, uno de los principales virólogos a nivel mundial y, como tal, reconocido con un Doctor honoris causa en el año 2019 por la institución académica burgalesa.

El equipo que coordinará el proyecto estará liderado desde Burgos por los doctores Luis Buzón, jefe de servicio de Medicina Interna del HUBU y especialista en enfermedades infecciosas; Ángel González de la Fuente, médico de familia y técnico de Salud Pública en la Gerencia de Atención Primaria y Juan Ayllón Barasoain, director del área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos.

La rama neoyorquina estará coordinada por la doctora Teresa Aydillo, que junto con el doctor García Sastre, ha dirigido investigaciones en esta línea con los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla y Bellvitge de Barcelona.

El proyecto, basado en un abordaje amplio e interdisciplinar de la COVID-19, se apoyará en la cobertura de los servicios asistenciales para reclutar diferentes grupos de estudio bien definidos, o cohortes, que podrán suministrar información invaluable sobre el coronavirus y otro tipo de virus, trascendiendo la presente pandemia para aportar conocimiento de una visión global sobre los procesos epidémicos.

Las cohortes estarán integradas por niños, personas con enfermedad leve o asintomática, usuarios de residencias sociosanitarias y personal sanitario. Asimismo, se busca recopilar también información sobre grupos familiares o de convivencia contagiados al mismo tiempo por coronavirus. Se espera que el estudio de los grupos participantes pueda mantenerse por meses e incluso años, dejando abierta la expansión del proyecto en el futuro.

Entre los aspectos de la enfermedad que pretende clarificar esta investigación, destacan los factores que influyen en la mayor o menor severidad del curso de la infección, su transmisión o la aparición de secuelas; en aspectos específicos de la enfermedad de niños y adolescentes y de una amplia monitorización de la respuesta inmunitaria en los participantes del estudio, tanto durante la enfermedad como posteriormente, incluyendo el escenario que se producirá tras las previsibles campañas de vacunación.

Contador