Actualizado 16/02/2011 15:56 CET

Los tratamientos basados en Factores de Crecimiento aumentan más de un 89% en el último trimestre

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los tratamientos basados en Factores de Crecimiento aumentan más de un 89 por ciento en el último trimestre, según refleja el análisis realizado entre el conjunto de pacientes tratados en el último año con este procedimiento en la consulta del especialista en traumatología y ortopedia José Antonio Tovar.

Según explica, el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un tratamiento "completamente natural" que se obtiene de la propia sangre de los pacientes y, tras su correcta manipulación, se inyecta sobre la articulación de la rodilla, hombro, tobillo, pie o diferentes partes de las extremidades.

Hasta el momento, sus resultados refleja una tasa de éxito superior al 80 por ciento, confirmándose como una alternativa a la cirugía, según afirma Tovar, por cuya consulta han pasado más de 150 pacientes en el último año para apostar por este "novedoso" tratamiento.

"Los motivos que llevan a un paciente a decantarse por la técnica del PRP son muy diversos; fundamentalmente prima la idea de evitar una visita al quirófano", señala.

Debido al éxito obtenido en el último año con la aplicación de esta técnica, deportistas de élite española como Rafa Nadal o Xavi Hernández utilizan el PRP. En este sentido, Tovar ha presentado esta semana un nuevo paquete para que los pacientes que viven en las comunidades colindantes a Madrid puedan viajar y beneficiarse de este tratamiento.

"Muchos pacientes llegan a la consulta buscando un tratamiento que les alivie las dolencias de sus rodillas o de los pies. No tienen tiempo para operarse y buscan un tratamiento rápido y eficaz. En este caso los factores de crecimiento son los más indicados siempre bajo supervisión médica", destaca el experto.

La aplicación del tratamiento dura 20 minutos, y el número de sesiones dependerá de cada paciente, espaciado entre año y medio y dos años. Tovar asegura que es "idóneo" para aquellas dolencias que afecten a tendones y ligamentos de todo el cuerpo, heridas causadas en el deporte, articulaciones, artritis, artrosis, enfermedades degenerativas y lesiones específicas como codo de tenista, lesiones de manguito rotador, fascitis plantar, entre otros.