Los trasplantes fecales de ratones jóvenes a viejos pueden 'revivir' el sistema inmune intestinal

Publicado 04/06/2019 18:34:56CET
FLICKR / PIYUSH.S - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los trasplantes fecales de ratones jóvenes a viejos pueden estimular el microbioma intestinal y 'revivir' el sistema inmunológico intestinal, según un estudio realizado por inmunólogos del Instituto Babraham de Cambridge (Reino Unido) que se ha publicado en la revista 'Nature Communications'.

Así, el trabajo muestra que el declive de la respuesta inmunitaria intestinal debido a la edad no es irreversible y que se puede potenciar en mayores. El microbioma intestinal podría ser un objetivo para el tratamiento de una serie de síntomas asociados a la edad y facilitar un envejecimiento saludable.

El intestino es uno de los órganos más gravemente afectados por el envejecimiento y los cambios dependientes de la edad en el microbioma intestinal humano se han relacionado con el aumento de la fragilidad, la inflamación y la mayor susceptibilidad a los trastornos intestinales. Estos cambios dependientes de la edad en el microbioma intestinal ocurren en paralelo con una disminución en la función del sistema inmunológico intestinal pero, hasta ahora, se desconocía si los dos cambios estaban relacionados.

"Nuestros microbiomas intestinales están compuestos por cientos de tipos diferentes de bacterias y son esenciales para nuestra salud, ya que desempeñan un papel en nuestro metabolismo, función cerebral y respuesta inmunitaria. Nuestro sistema inmunológico interactúa constantemente con las bacterias del tracto gastrointestinal", explica la investigadora principal, Marisa Stebegg.

En su trabajo, la transferencia fecal directa de ratones jóvenes a viejos estimuló el sistema inmunológico intestinal en los ratones viejos, corrigiendo en parte el declive relacionado con la edad. "Al observar el número de células inmunológicas implicadas, los ratones ancianos tenían respuestas inmunitarias intestinales que eran casi indistinguibles de las de los ratones más jóvenes", comenta otra de las responsables del estudio, Michelle Linterman.

Contador