Publicado 05/11/2021 08:33CET

Trasplante fecal, una arma terapéutica para más de una patología

Archivo - Trasplante de heces
Archivo - Trasplante de heces - ??? ??????????????? ???????????/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 5 Nov. (EDIZIONES) -

   Pensamos en un trasplante de microbiota fecal y nos llama mucho la atención. Consiste en trasplantar bacterias intestinales de las heces de un paciente a otro, y con el objetivo de lograr un cambio drástico en la microbiota del paciente receptor. Hoy en día se realiza en un número cada vez más creciente de centros hospitalarios en España. Vamos a conocerla y ver en qué se emplea y sobre qué se investiga hoy en día.

   En una entrevista con Infosalus, el doctor Xavier Aldeguer, miembro de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) y gastroenterólogo especialista en el tema, recuerda que hay antecedentes de hace milenios donde ya se usaba esta técnica, por ejemplo desde los emperadores chinos, si bien resalta que ha despertado "muchísimo interés" en los últimos diez años, con numerosos trabajos de investigación en marcha sobre este campo.

   Recuerda que se trata de un tratamiento que se basa en recomponer la microbiota de un paciente a través de la donación de otro. "La microbiota también es un órgano, y que tenemos de 10 elevado a 13 microrganismos en nuestro colon, un número que se asemeja al número de estrellas del Universo, y un órgano que ya se sabe que interacciona con nuestro cuerpo", agrega.

   Aclara el también especialista de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), actualmente la única indicación clínica aceptada para este tratamiento es una infección intestinal, una colitis infecciosa causada por el clostridium difficile, una bacteria que provoca una colitis muy grave, normalmente en pacientes sometidos a múltiples intervenciones hospitalarias, y a muchas tandas de antibióticos.

   "En estos casos está indicado el trasplante de microbiota fecal porque esta bacteria es muy resistente, y se ha visto que gracias a esta técnica se le puede combatir. En concreto, se restituye el ecosistema bacteriano de un paciente a partir de donante sano, algo que hace que la bacteria quede diluida, quede desplazada por el resto, y se controla así su actividad. En general ha conseguido el tratamiento curativo de esta enfermedad", celebra el gastroenterólogo.

   Ahora bien, el doctor Aldeguer destaca que se está estudiando su viabilidad por ejemplo en aquellos casos de resistencia a antibióticos, donde se están recabando muchas evidencias y perspectivas de que puede suponer una vía útil frente a este acuciante problema.

   "Hay una carrera para tratar a gérmenes que a nivel hospitalario son más resistentes, lo que está provocando que continuamente se empleen antibióticos más potentes y se forme una guerra biológica, a la que las bacterias se adaptan. Aquí parece que el trasplante de microbiota fecal es una muy buena alternativa para conseguir controlar y regenerar el ecosistema bacteriano que hace que estas bacterias multirresistentes se encuentren bajo control y se recuperen los pacientes", sostiene.

   Otra campo donde se está investigando mucho, según reconoce, es en cómo el trasplante fecal puede ayudar frente a la colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria intestinal, y donde se ha visto que en su forma leve presenta respuestas interesantes.

BUSCAR LA MÁXIMA COMPATIBILIDAD

   Ahora bien, Aldeguer llama la atención sobre un campo en el que actualmente se está trabajando mucho, la compatibilidad del donante de trasplante de microbiota fecal, igual que sucedería con los trasplantes de órganos; una investigación que, a su juicio, permitirá dar "un salto adelante" como terapia.

    "Se está estudiando cuáles son las condiciones o características que hacen a una persona como el donante perfecto para un determinado receptor. Esto es muy importante porque en colitis ulcerosas, en un estudio, por ejemplo, sucedió que del tercio de pacientes que respondió al trasplante de microbiota fecal, el 90% eran del mismo donante", pone de manifiesto el experto de la FEAD y de la SEPD.

   Precisamente, el doctor Aldeguer recuerda que en Cataluña se ha planteado un consorcio de centros para crear un biobanco de heces, con el que guardar de forma centralizada muestras de pacientes, y con el objetivo de identificar cuál de estos donantes es especialmente adecuado. "De esta forma se podrá disponer de un 'pool' especifico de superdondantes para determinados tipos de patologías. Es un aspecto sobre el que se está trabajando", resalta.

   No obstante, aparte del 'matching', otro problema que puede plantear el trasplante de microbiota fecal, según indica, es que hasta el momento este trasplante normalmente se hace por vía endoscópica: "Se hace un preparado a partir de heces de un donante, para que se forme un líquido que, a través de una colonoscopia, se irriga el colon. Es una técnica invasiva que puede ser problemática para pacientes por ejemplo con una colitis con clostridium difficile".

   De hecho, lamenta que para la colitis por clostridium difficile un solo trasplante sí es suficiente, pero por ejemplo para la resistencia frente a los antibióticos son necesarios diversos trasplantes, esto es, irrigaciones en el colon incluso día sí, día no, y durante un par de semanas; algo que para la logística no solo de un hospital es difícil, sino también para el plano familiar o laboral de una persona.

   Eso sí, el doctor celebra que se está trabajando para que este trasplante de microbiota fecal se realice a partir de cápsulas que puedan tomarse. "Hay algún estudio pero todo es un poco incipiente, si bien sería la solución frente a estas técnicas invasivas", reconoce Aldeguer.

PREOCUPA LA SEGURIDAD

   Después otra cosa muy importante que menciona hace referencia al tema de la seguridad porque, según cuenta, se han visto ya ejemplos en humanos de que se ha transferido la obesidad a través de trasplante de microbiota fecal, o incluso ha habido la activación de una enfermedad autoinmune en algún paciente tras la realización de esta técnica.

   "Hay temas de seguridad que todavía no se tienen controlados, y si además se añade que hoy en día se podría encontrar la posible transmisión de la COVID-19. Son muchos temas en investigación hoy en torno al campo del trasplante fecal", insiste el experto.

   Aunque el doctor Aldeguer dice que hay que ser prudentes antes de plantear esta terapia de forma más extensiva hasta que resuelvan estas incógnitas que ahora mismo intenta dilucidar la investigación, para el experto la buena noticia es que el trasplante de microbiota fecal representa "un tratamiento de futuro" para otras patologías como la resistencia antibacteriana, o en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, actualmente controlables pero para las que representaría una muy buena alternativa.

Contador