Trabajar de pie mejora la salud psicológica y la productividad laboral

Sit-stand desk, escritorio, trabajo
FLICKR
Publicado 11/10/2018 17:07:46CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los escritorios que permiten trabajar de pie o sentado, denominados 'sit-stand desks' en inglés, reducen el tiempo de estar sentado en más de una hora al día, mejorando además la salud psicológica y la productividad laboral, según concluye un estudio publicado este miércoles en la revista 'British Medical Journal'.

Los resultados muestran que los empleados que usaron estos escritorios durante 12 meses, en promedio, redujeron su tiempo de sesión en más de una hora al día, con beneficios para la salud "potencialmente significativos".

Tal y como recuerdan los investigadores, los altos niveles de comportamiento sedentario se han asociado con un mayor riesgo de enfermedades crónicas (diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca y algunos tipos de cáncer), así como con la muerte, y se ha demostrado que son perjudiciales para los resultados relacionados con el trabajo, como sentimientos de compromiso y presentismo (ir a trabajar a pesar de estar enfermo).

"Los trabajadores de oficina son una de las poblaciones más sedentarias, ya que pasan del 70 al 85 por ciento del tiempo en el trabajo sentado, pero los estudios que buscan maneras de reducir el sentarse en el lugar de trabajo se han considerado de baja calidad", detallan los científicos. Por eso, un equipo de investigadores con sede en el Reino Unido, con colaboradores en Australia, se dispuso a evaluar el impacto de estos nuevos escritorios.

El ensayo involucró a 146 empleados en los Hospitales Universitarios de Leicester NHS Trust, de los cuales 77 fueron asignados al azar al grupo de intervención y 69 al grupo de control durante un período de 12 meses. La edad promedio de los participantes fue de 41 años, el 78 por ciento informó ser de etnia europea blanca y la mayoría (80%) eran mujeres.

El grupo de intervención recibió este escritorio ajustable, un breve seminario con un folleto de apoyo e instrucciones. El grupo control siguió trabajando como siempre. El tiempo de sedentarismo de los trabajadores se midió utilizando un dispositivo colocado en el muslo al inicio del estudio y a los 3, 6 y 12 meses. También se registraron los niveles de actividad física diaria y preguntas sobre el trabajo (por ejemplo, el desempeño laboral o el compromiso) y la salud (por ejemplo, el estado de ánimo o la calidad de vida).

Al inicio del estudio, el tiempo total sentado de los participantes era de 9,7 horas por día. Los resultados muestran que el tiempo sentado fue inferior en 50,62 minutos por día a los 3 meses, 64,40 minutos por día a los 6 meses y 82,39 minutos por día a los 12 meses en el grupo de intervención, en comparación con el grupo control. El tiempo de descanso prolongado también se redujo en el grupo de intervención. La reducción se reemplazó en gran medida por el tiempo que se pasó de pie en lugar de moverse, ya que el tiempo y la actividad física se mantuvieron sin cambios.

Los resultados también sugieren mejoras en el desempeño laboral, el compromiso laboral, la fatiga ocupacional, el presentismo, la ansiedad diaria y la calidad de vida, pero no se encontraron cambios notables en la satisfacción laboral, la función cognitiva y el absentismo.

Contador