Publicado 03/03/2020 13:49CET

Un total de 31 españoles se han ahogado en espacios acuáticos en el mes de febrero

Informa Nacional de Ahogamientos (INA) en febrero.
Informa Nacional de Ahogamientos (INA) en febrero. - R. FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE SALVAMENTO Y SOCORRISMO

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La tendencia al alza por ahogamientos no intencionales en los espacios acuáticos españoles que se produjo con el comienzo del año, y que acabó con la disminución que se venía produciendo en este mes desde 2018 respecto al máximo que se había dado en 2017, se ha confirmado con el cierre de febrero, según el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

En concreto, febrero ha acabado con 31 muertes, dos más que las que se habían producido en el mismo punto del año pasado, cuando se dieron veintinueve, una anualidad que acabó siendo la
segunda con más personas ahogadas desde que en 2015 comenzó a llevarse esta estadística.

Así, durante febrero de 2020 se han registrado 10 muertes, dos menos que el año anterior, dato que no ha podido contrarrestar el aumento de los ahogamientos mortales de enero, según expresan.

Asimismo, en lo que va de año, el perfil de la persona ahogada
hombre (84%), de nacionalidad española (68%), que ha perdido la vida en un espacio que no es ni playa, ni río, ni piscina (55%) y, en cualquier caso, sin vigilancia (97%) y entre las 8.00 y las 16.00 horas (58%), cuya edad es mayor a los 25 años en todos los casos menos en uno, que se trató de un menor.

Canarias, donde en febrero se produjeron la mitad de los ahogamientos acapara el 35,5 por ciento del total de fallecimientos por esta causa en los dos primeros meses del año, con once muertes.

Le siguen Galicia, con seis fallecimientos y el 19,4 por ciento, y Cataluña, con cinco y el 16,1. Los otros nueve casos mortales se han dado en Castilla y León, con dos y el 6,5 por ciento y uno, y el 3,2 por ciento en los territorios de Andalucía, Comunidad Valenciana, Cantabria, Islas Baleares, La Rioja, País Vasco y Murcia.

Junto a las cinco personas ahogadas en febrero en Canarias, se dieron otros tres casos en Galicia, uno en La Rioja y otro en Murcia.