Todos los diabéticos tipo I accederán antes del 2021 a los sistemas de monitorización de glucosa tipo 'flash'

Carcedo niega que la designación de centros CART sea decisión "política" y señala a criterios de experiencia
Jesús Hellín - Europa Press
Publicado 08/05/2019 15:03:55CET

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) ha aprobado la extensión de la financiación de los sistemas de monitorización de glucosa mediante sensores (tipo flash) a todos los pacientes adultos con diabetes tipo 1, que será efectiva antes del 31 de diciembre de 2020.

El sistema 'flash' consiste en un dispositivo que tiene un sensor que se adhiere a la piel y que evita a la persoona tener que pincharse para conocer su glucemia. Se calcula que el uso de estos dispositivos reduce un 55 por ciento los episodios de hipoglucemia grave, en comparación con pacientes que realizan el control mediante punciones.

El sistema ya se financia para menores de 18 años desde el pasado 19 de septiembre. Además, ya se había acordado financiarlos a grupos de pacientes adultos con diabetes tipo 1 que realicen terapia intensiva con insulina (múltiples dosis diarias o con bomba de insulina) y requerían hacer al menos seis punciones al día.

Estos pacientes, tal y como ha recordado la ministra en la rueda de prensa posterior al CISNS, son aquellos con discapacidad visual o limitaciones funcionales graves, que padecen hipoglucemias de repetición y embarazadas o mujeres que planifican un embarazo. En este caso, el plazo para aplicar la medida finaliza el próximo mes de junio.

Ahora, el CISNS ha aprobado establecer los plazos de acceso a estos dispositivos del resto de pacientes adultos que realicen terapia intensiva y requieran, al menos, seis funciones diarias. De esta forma, según ha informado Carcedo, antes del 31 de diciembre del 2020 se incorporarán los pacientes restantes. Con la incorporación de estos colectivos se beneficiarán 53.723 pacientes adultos, que se suman a los 13.250 menores que ya cuentan con el dispositivo financiado por el SNS.

Contador