Actualizado 03/08/2010 17:30 CET

Todos los controles de dopaje realizados durante el Mundial de Fútbol de Sudáfrica dieron un resultado negativo

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Todos los controles de dopaje realizados durante la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, donde España levantó su primer entorchado, dieron un resultado negativo, según han mostrado las muestras que se analizaron en el laboratorio acreditado por la AMA en Bloemfontein, Sudáfrica.

En total, se tomaron 552 muestras de orina y de sangre, antes y durante el Mundial, con la colaboración de todos los equipos participantes, que debían informar a la FIFA sobre su localización y alojamiento, así como de todas las actividades previstas durante los dos meses antes del inicio del torneo.

El médico jefe de la FIFA, Jiri Dvorak, indicó que en Sudáfrica se habían "duplicado el número de controles en comparación con Alemania 2006". "Nunca antes se habían hecho tantos controles previos a un Mundial como en esta ocasión. Pero, más gratificantes fueron la cooperación de los equipos y los resultados obtenidos, que nos demuestran que el rendimiento máximo también se puede alcanzar en el fútbol sin sustancias o métodos prohibidos", declaró.

Durante la preparación, los oficiales de la FIFA visitaron por sorpresa a las selecciones para realizar controles de dopaje sin previo aviso a ocho jugadores de manera aleatoria. A lo largo del Mundial, la FIFA realizaba los controles de dopaje al finalizar cada partido, escogiendo a dos jugadores elegidos por sorteo.