¿Tiene distintos efectos hacer ejercicio por la mañana o por la noche?

Publicado 16/06/2019 7:59:53CET
Correr. Ejercicio físico. Gente corriendo por la calle.
PIXABAY - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Copenhague han descubierto que el efecto del ejercicio puede diferir según la hora del día en que se realiza. Su estudio en ratones ha probado que el ejercicio por la mañana provoca un aumento de la respuesta metabólica en el músculo esquelético, mientras que el de la tarde o noche aumenta el gasto de energía durante un período prolongado de tiempo.

Es ampliamente conocido lo importante que es un ritmo circadiano saludable. Dormir muy poco puede tener graves consecuencias para la salud. Pero los investigadores aún están haciendo nuevos descubrimientos que confirman que el reloj circadiano del cuerpo afecta nuestra salud.

Ahora, los investigadores de la Universidad de Copenhague, en colaboración con científicos de la Universidad de California, han comprobado que el efecto del ejercicio puede variar según la hora del día en que se realice. Los estudios en ratones revelan que el efecto del ejercicio realizado al comienzo de la fase oscura / activa del ratón, correspondiente a nuestra mañana, difiere del efecto del ejercicio realizado al comienzo de la fase luz / descanso, correspondiente a nuestra noche.

"Parece que hay diferencias bastante significativas entre el efecto del ejercicio realizado en la mañana y en la noche, y estas diferencias probablemente están controladas por el reloj circadiano del cuerpo --explica el profesor Asociado Jonas Thue Treebak del Centro de Investigaciones Metabólicas Básicas de la Fundación Novo Nordisk--. El ejercicio matutino inicia programas genéticos en las células musculares, haciéndolos más efectivos y más capaces de metabolizar el azúcar y la grasa. El ejercicio nocturno, por otro lado, aumenta el gasto de energía de todo el cuerpo durante un período prolongado de tiempo".

Los investigadores han medido una serie de efectos en las células musculares, incluida la respuesta transcripcional y los efectos sobre los metabolitos. Los resultados muestran que las respuestas son mucho más fuertes en ambas áreas después del ejercicio de la mañana y que es probable que esto esté controlado por un mecanismo central que involucre a la proteína HIF1-alfa, que regula directamente el reloj circadiano del cuerpo.

El ejercicio matutino parece aumentar la capacidad de las células musculares para metabolizar el azúcar y la grasa, y este tipo de efecto interesa a los investigadores en relación con las personas con sobrepeso grave y diabetes tipo 2.

Por otro lado, los resultados también muestran que el ejercicio por la noche aumenta el gasto de energía en las horas posteriores al ejercicio. Por lo tanto, los investigadores no pueden necesariamente concluir que el ejercicio sea mejor por la mañana que por la noche, subraya Jonas Thue Treebak.

"Sobre esta base no podemos decir con certeza cuál es el mejor ejercicio, si por la mañana o por la tarde. En este punto, solo podemos concluir que los efectos de los dos parecen diferir, y ciertamente tenemos que trabajar más para determinar los mecanismos potenciales para los efectos beneficiosos del entrenamiento con ejercicios realizado en estos dos puntos temporales. Estamos ansiosos por ampliar estos estudios a los seres humanos para identificar si el ejercicio programado puede usarse como una estrategia de tratamiento para las personas con enfermedades metabólicas ", explica.