Actualizado 20/04/2010 13:10:54 +00:00 CET

Las TIC permitirán liberar camas en hospitales con pacientes "ingresados" en casa y seguimiento 'on-line', según experto

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los últimos avances en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) también reportarán beneficios en el ámbito sanitario, según aseguró el director de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Javier Ramos, lo que, entre otras cuestiones, permitirá el seguimiento 'on-line' de algunos pacientes que estarán "ingresados" en sus casas y no en los hospitales, que verán liberada su presión asistencial.

De este modo, y según explicó este experto en el marco de unas jornadas sobre 'e-salud y e-accesibilidad' que se celebran entre hoy y el jueves en la Universidad Rey Juan Carlos, el paciente mejorará su calidad de vida al tiempo que los sistemas sanitarios verán reducidos sus costes y "quedarán más camas para quien realmente lo necesite".

"Hasta ahora los pacientes quedaban ingresados en los hospitales hasta cinco o seis días de mas para comprobar que la evolución fuera la correcta, cuando ahora esto se puede monitorizar desde su domicilio", explicó en declaraciones a Europa Press Javier Ramos, que dirige este curso.

Para ello se están desarrollando dispositivos similares a los que emplean los holsters inalámbricos para detectar arritmias, de modo que se pueda utilizar un router-ADSL para monitorizar a estos pacientes y controlar desde la concentración de glucosa en sangre a posibles arritmias cardiacas, la tensión arterial e incluso su posición, "percibiendo si dejan de moverse durante un tiempo o comienzan a tener movimientos atípicos".

En este sentido, una de las ponencias de este curso versará sobre un proyecto desarrollado por el Hospital de Fuenlabrada (Madrid), que está trabajando en un 'pastillero electrónico' que sirva al médico para comprobar que sus pacientes no abandona su medicación cuando dejan el hospital.

Además, este experto insistió en la importancia de estos avances dado que en los próximos años más del 50 por ciento de las personas mayores de 40 años presentarán alguna patología crónica y "obviamente no pueden estar hospitalizados por cada problema que tengan".

"Lo que hay que conseguir es que el Sistema Nacional de Salud (SNS) los tenga monitorizados de forma 'on-line' con una vida normalizada para que sean atendidos cuando se detecte algún incidente en el seguimiento", reconoció Ramos.

Pese a que puede suponer un importante gasto para los sistemas sanitarios, "a la larga reducirán costes" ya que estos dispositivos serán más eficaces y favorecerán un "gasto más racional". Asimismo, reconoció que "no habrá que esperar 20 años para ver implantados proyectos de este tipo".