Publicado 11/08/2021 17:48CET

Una tesis analiza qué factores pueden predecir la presencia de metástasis en los ganglios linfáticos

Archivo - Mujer mirando manchas, lunares, melanomas en la piel.
Archivo - Mujer mirando manchas, lunares, melanomas en la piel. - DIMID_86 - Archivo

CARTAGENA (MURCIA), 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una tesis realizada en el Hospital General Universitario Santa Lucía analiza qué factores pueden predecir la presencia de metástasis en los ganglios linfáticos en el melanoma y plantean un cambio en el manejo de estos pacientes basándose en un tratamiento más conservador.

Teniendo en cuenta los factores predictores de metástasis obtenidos en este estudio, la indicación para la realización de una cirugía será más precisa, evitando así un procedimiento que podría ser innecesario hasta en el 80 por ciento de los pacientes y las complicaciones que el mismo implica.

Es una de las conclusiones de la tesis del facultativo del Servicio de Cirugía General del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena, Álvaro Martínez Manzano, que ha estado dirigida por el jefe del servicio de Cirugía General del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena, José Luis Vázquez Rojas, y la jefe de sección de este servicio, María Dolores Balsalobre Salmerón, y que se realiza dentro de los programas de Doctorados de la Universidad de Murcia (UMU).

En los últimos años, se ha incrementado tanto en mujeres como en hombres la incidencia del melanoma maligno, un tipo de cáncer cutáneo muy agresivo y potencialmente letal. A pesar de que su localización permitiría un diagnóstico fácil y precoz, actualmente existe una elevada tasa de morbimortalidad en estos pacientes, debido su agresividad y comportamiento impredecible.

El tratamiento del melanoma no metastásico es quirúrgico. La lesión primitiva debe ser extirpada, pero el manejo de los ganglios linfáticos regionales es controvertido.

A lo largo de las últimas décadas, el manejo del melanoma maligno ha ido evolucionando desde la realización de una linfadenectomía locorregional de forma sistemática ante la presencia de enfermedad palpable, hasta la biopsia selectiva del ganglio centinela (BSGC) y posterior linfadenectomía en el caso de ser ésta positiva.

La linfadenectomia es un procedimiento quirúrgico basado en la extirpación de los ganglios linfáticos locales y posterior análisis al microscopio de los mismos, para descartar la presencia de metástasis. Es una técnica que reporta tasas de complicaciones hasta en el 40 por ciento, siendo algunas muy graves, como el linfedema.

En diferentes series publicadas recientemente, así como en nuestro estudio, se observa que solamente el 20-30 por ciento de los pacientes con melanoma tienen afectación metastásica en los ganglios 'no centinela' tras una biopsia selectiva del ganglio centinela positiva.

Así pues, a partir de esta tesis doctoral, se seguirán desarrollando estudios para establecer con más evidencia científica cuáles son los factores predictores de enfermedad metastásica en el Melanoma.